Domingo, 5 de Octubre de 2008

Asesinado un alcalde mexicano mientras aparecen más ejecutados

Reuters ·05/10/2008 - 10:04h

La policía mexicana halló el sábado los cuerpos de otras 10 personas ejecutadas en la ciudad de Tijuana, fronteriza con Estados Unidos, mientras que unos sicarios asesinaron a un alcalde en el central Estado de México, vecino a la capital.

Tijuana, situada al sur de San Diego, está siendo azotada por una ola de asesinatos vinculada a una sanguinaria guerra entre cárteles de la droga que ha dejado este año 421 muertos, más de 60 de ellos tan sólo esta semana.

Al menos cinco cadáveres fueron encontrados dentro de una camioneta con matrícula del estado de California, Estados Unidos, registrada como robada desde el mes pasado.

En casos separados, fueron dejados en diferentes zonas de la ciudad otros cinco cuerpos de personas ejecutadas, uno de ellos envuelto en una manta y otro con un mensaje de advertencia dirigido a una banda rival de narcotraficantes, dijo la policía.

Las autoridades del estado de Baja California, donde se encuentra Tijuana, han dicho que la ola de ejecuciones múltiples podría deberse a la llegada de nuevos cárteles de la droga que tratan de operar en la ciudad y a una división en el cártel local de los hermanos Arellano Félix.

En otro incidente, unos sicarios asesinaron al alcalde del municipio de Ixtapan de la Sal, en el central Estado de México, vecino a la capital, cuando viajaba en un vehículo junto con dos funcionarios, dijeron medios locales.

Informes de la fiscalía estatal, citados por el diario Reforma, dijeron que el alcalde Salvador Vergara había recibido amenazas de muerte y que se desconocían las razones del crimen.

A pesar de que el presidente Felipe Calderón ha lanzado operaciones con miles de militares y policías en varios estados, la violencia relacionada con el narcotráfico está en aumento y ha dejado en el país en lo que va del año más de 3.000 muertos.