Sábado, 4 de Octubre de 2008

Obama estrecha el camino hacia la Casa Blanca de McCain

Reuters ·04/10/2008 - 15:09h

Con un mes de campaña por delante, la senda del republicano John McCain a la Casa Blanca se ha vuelto peligrosamente estrecha, mientras su rival demócrata, Barack Obama, gana impulso en la batalla por estados cruciales para las elecciones.

McCain está luchando por mantener varios estados ganados por el presidente George W. Bush en 2004, incluyendo los altamente disputados Florida y Ohio, e intenta contener el apoyo a Obama en estados tradicionalmente republicanos como Indiana y Carolina del Norte.

La profunda crisis económica y las recientes negociaciones para la aprobación de un rescate financiero de 700.000 millones de dólares han jugado a favor de la percepción de fortaleza de Obama en temas económicos, ayudando al senador por Illinois a obtener un liderazgo sólido en las encuestas de opinión.

"McCain ya no tiene margen de error, debe barrer en la mayoría de los estados disputados", dijo Peter Brown, director adjunto de la encuesta de la Quinnipiac University. "Necesita un golpe fuerte y sólido para ganar", añadió.

Recientes encuestas muestran a McCain enfrascado en una dura disputa en Ohio, Florida, Virginia, Carolina del Norte, Colorado, Misuri e Indiana. Todos ellos fueron ganados por Bush en 2004 y McCain no puede permitirse perderlos en su intento por reunir los 270 votos electorales requeridos para llegar a la Casa Blanca.

"Si McCain pierde incluso uno de estos estados, está perdido", dijo Brown.

Los asesores de McCain han anunciado que lanzarán una agresiva campaña de publicidad contra Obama en estados tradicionalmente republicanos como Indiana, que no ha votado por un demócrata desde 1964.

"QUE SEPAN QUIEN ES OBAMA"

"Nos aseguraremos de que todos sepan quién es Barack Obama (...) Y cuando lo sepan, creemos que el estado volverá a ser republicano como lo ha sido siempre", dijo Strimple.

Obama parece estar en posición de retener casi todos los estados ganados por John Kerry en 2004, incluyendo New Hampshire, con cuatro votos electorales, donde las últimas encuestas le dan una ventaja de dos dígitos.

También parece poder recapturar para los demócratas Iowa y Nuevo México, estados ganados por Bush en las últimas elecciones, colocándolo a sólo seis votos electorales de los 270 que necesita para ganar.

En ese escenario, victorias en algunos de los muchos estados disputados como Virginia, Colorado, Ohio o Florida pondrían a Obama en la Casa Blanca.

"Hemos estado jugando mucho más a la ofensiva que McCain", dijo a periodistas el director de la campaña demócrata, David Plouffe.

"Ser tan fuertes como somos en Virginia, Colorado, Iowa, Nuevo México, Florida y Ohio, muchos de nuestros estados claves para arrebatar, nos hace ser muy positivos", comentó.

Plouffe dijo que la campaña estaba particularmente alentada por los resultados en Florida, el estado que decidió la elección de 2000.

McCain no tiene casi posibilidades de ganar sin Florida, donde cuatro nuevas encuestas esta semana dieron a Obama una ventaja de entre tres y ocho puntos porcentuales.

Los republicanos esperan que el péndulo haya comenzado a inclinarse nuevamente a su favor tras la sólida actuación el jueves de su candidata a la vicepresidencia, Sarah Palin, en un debate con su rival demócrata Joe Biden.

McCain y Obama tienen aún dos debates más por delante. La próxima cita será el jueves en Nashville, Tennessee.

/Por John Whitesides/