Sábado, 4 de Octubre de 2008

El hombre más alto del mundo se convierte en el padre más alto

Reuters ·04/10/2008 - 10:45h

El hombre más alto del mundo, el chino Bao Xishun, se convirtió esta semana en padre tras el nacimiento de su primer hijo, un niño cuya talla inicial parece ser una mezcla del tamaño extraordinario de su padre y de la altura normal de su madre.

El hijo de Bao midió 56 centímetros al nacer, contó a Reuters un médico del hospital de Zunhua, en la provincia de Hebei.

Aunque es levemente más grande que cualquier recién nacido, el hijo de Bao está lejos de los 75 centímetros considerados como el máximo récord en longitud para recién nacidos, registrado el año pasado, también en China.

"Bao está muy feliz. Este bebé está sano y es de tamaño normal", afirmó Zhang a Reuters.

Bao, que mide 2,36 metros y vive en la región cercana a Mongolia, se casó el año pasado con Xia Shujuan, de 1,68 metros de altura.

"Espero que él o ella llegue a unos 2 metros de altura", dijo el año pasado Bao, de 57 años, cuando se le preguntó sobre lo que deseaba para su hijo. "De ese modo él o ella podría jugar baloncesto", agregó.

El bebé de Bao pesó 4,2 kilos al nacer, un poco más que el promedio.

Bao había perdido brevemente su título en los libros Guinness como el hombre más alto ante el ucraniano Leonid Stadnyk, pero lo recuperó en agosto cuando el hombre se negó a ser medido bajo las nuevas regulaciones.

El hijo de Bao nació el jueves pero la noticia no se dio a conocer hasta el sábado, después de que la prensa china acordara mantener cierto nivel de privacidad, algo poco frecuente para el hombre más alto del mundo.