Sábado, 4 de Octubre de 2008

La cumbre de París busca una respuesta europea a la crisis

Reuters ·04/10/2008 - 10:41h

Varios líderes europeos se reúnen el sábado en una cumbre con la que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, espera apuntalar la confianza en un sistema bancario golpeado por la peor crisis financiera desde la década de 1930.

El encuentro se produce tras la aprobación el viernes por el Congreso de Estados Unidos de un plan de rescate bancario de 700.000 millones de dólares (unos 506.000 millones de euros) para afrontar una crisis provocada por un hundimiento del mercado inmobiliario y las hipotecas de dudoso cobro resultantes.

Sus repercusiones han rediseñado el escenario de la banca en ambos lados del Atlántico, paralizado los mercados monetarios y provocado gran volatilidad en las bolsas.

El principal objetivo de Sarkozy es demostrar que los votantes y las empresas de Europa pueden contar con que sus gobiernos movilizarán rápidamente los recursos necesarios para mantener a los bancos operativos y proteger los ahorros de los ciudadanos, sin importar las fronteras y leyes nacionales.

Sarkozy ha invitado a la canciller alemana, Angela Merkel, al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y a su homólogo británico, Gordon Brown. También asistirán el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, y el presidente y portavoz de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker.

"El mundo está al borde del abismo debido a un sistema irresponsable", dijo el primer ministro francés, François Fillon, la víspera de la cumbre.

El presidente de uno de los mayores bancos de Europa dijo el sábado que era esencial que los gobiernos jugaran un papel en la solución de la crisis.

"En Europa, el impacto de las hipotecas subprime probablemente seguirá sintiéndose en los resultados del tercer trimestre", dijo Frederic Oudea, consejero delegado del banco francés Societe Generale al periódico Le Parisien.

"Para evitar el efecto dominó, la intervención de los estados y los bancos centrales es esencial", agregó.

Sólo horas antes de la reunión, el Gobierno de Holanda decidió ayudar al grupo de servicios financieros belga-holandés Fortis, comprometiendo 16.800 millones de euros y nacionalizando parcialmente una compañía que recibió más de 11.000 millones de euros de fondos de rescate hace apenas cinco días.

Esa fue una de las cinco operaciones de rescate realizadas en Europa en los últimos días por un total superior a los 100.000 millones de dólares.

Se prevé que la cumbre de París se centre en si los Gobiernos de la Unión Europea deben aumentar los niveles de protección a los depósitos en un esfuerzo por restablecer la confianza.

Algunos países de la UE garantizan 20.000 euros de depósitos, mientras que el Gobierno irlandés decidió esta semana ofrecer lo que parece ser la única garantía ilimitada en el mundo, rompiendo filas con otros e irritando a Londres porque la decisión hizo que ahorradores británicos acudieran a bancos del país vecino.

Sin embargo, los gobiernos europeos parecen seguir buscando una estrategia unida para ofrecer el tipo de respaldo necesario para proteger a las instituciones financieras.

/Por Brian Love/