Sábado, 4 de Octubre de 2008

O.J. Simpson, declarado culpable de robo y secuestro

Reuters ·04/10/2008 - 08:50h

O.J. Simpson, la ex estrella de fútbol americano que fue absuelto de doble asesinato en los noventa en el llamado "Juicio del Siglo", fue declarado culpable el viernes de todos los cargos a los que se enfrentaba en un caso de robo y secuestro en Las Vegas.

Simpson fue declarado culpable junto al co-acusado Clarence "C.J." Stewart en el 13º aniversario de su polémica absolución de 1995 y fue enviado a prisión inmediatamente por el juez Jackie Glass del tribunal de distrito del Condado Clark.

El veredicto supone que tanto Simpson, de 61 años, como Stewart, de 54, podrían ser condenados desde a cinco años de cárcel a una posible cadena perpetua el próximo 5 de diciembre.

El ex deportista convertido en actor parecía triste y conmovido cuando se leyó el veredicto el viernes por la noche, e hizo una mueca de dolor mientras era esposado. Miembros de su familia lloraban en la sala mientras Simpson era sacado del recinto.

Los fiscales dijeron en el juicio que Simpson y cinco socios entraron armados en una habitación del hotel y casino Palace Station en septiembre de 2007 y se llevaron cientos de dólares en artículos de un par de coleccionistas de recuerdos deportivos.

Los abogados de la defensa afirmaron que Simpson fue al hotel sólo para recuperar pertenencias personales que le habían robado y que no estaba al tanto de que sus acompañantes estaban armados.

Cuatro de los otros hombres acusados originalmente en el caso accedieron a declararse culpables y se presentaron como testigos de la fiscalía durante las casi tres semanas de testimonios del juicio, que concluyó el miércoles.

Ni Simpson ni Stewart testificaron en su defensa.

Simpson fue acusado el 12 de junio de 1994 de apuñalar y matar a su ex esposa, Nicole Brown Simpson, y al amigo de ésta, Ron Goldman, pero fue absuelto al final de un juicio que duró un año y atrajo la atención de gran parte del mundo.

Posteriormente, un tribunal civil halló a Simpson responsable en una demanda por homicidio culposo y le ordenó pagar 33,5 millones de dólares en daños a las familias de las víctimas, una sentencia que permanece en su mayoría sin pagar.

/Por Dan Whitcomb/