Viernes, 3 de Octubre de 2008

Combinación antihipertensivos reduce mortalidad adultos mayores

Reuters ·03/10/2008 - 17:25h

Usar dos fármacos en lugar de uno contra la hipertensión en los adultos mayores reduce sus probabilidades de morir en un determinado período, publica Journal of the American Society of Hypertension.

Las guías actuales recomiendan el uso de diuréticos de "tiazida", como la hidroclorotiazida, como tratamiento inicial de la hipertensión. Aunque esos fármacos bajan la presión de manera efectiva, estudios previos sugirieron que no reducirían el riesgo de morir cuando los compararon con no recibir ningún tratamiento.

Esto, en parte, sería porque provocan la pérdida de potasio, que puede elevar el riesgo de arritmias graves y hasta fatales. De este modo, los beneficios potenciales de bajar la presión para la sobrevida quedarían contrarrestados por el mayor riesgo de esas alteraciones del ritmo cardiaco.

Una forma de eliminar ese problema es combinar los diuréticos de tiazida con fármacos que impiden la eliminación del potasio llamados inhibidores de ENaC. En el nuevo estudio, la combinación de las píldoras de agua de tiazida con un inhibidor de ENaC, como amilorida, el riesgo de morir por causas cardiaca disminuyó un 40 por ciento.

Las recomendaciones "podrían volverse a analizar a partir de estos resultados", declaró el autor principal del estudio, doctor John Oates, de Vanderbilt University Medical Center, en Nashville, Tennessee.

Los resultados surgen de una revisión y un análisis de los datos de estudios que compararon los beneficios de la tiazida o la combinación tiazida/inhibidores de ENAC con otros tratamientos. Esos estudios, que incluyeron a un total de 6000 pacientes, analizaron el uso de un diurético de tiazida más un inhibidor de ENAC; y 14 ensayos, que incluyeron a más de 60.000 pacientes, se concentraron principalmente en el uso de tiazida únicamente.

Comparados con otras terapias antihipertensivas, la combinación de hidroclorotiazida y un inhibidor de ENaC redujo un 40 por ciento la mortalidad por causas cardíacas. En cambio, la terapia con diuréticos de tiazida únicamente no disminuyó el riesgo de mortalidad.

Estos resultados respaldan el uso de la combinación tiazida/inhibidor de ENaC como tratamiento inicial para la hipertensión en los adultos mayores, concluyen los autores. Sostienen también que se necesitarán más estudios para conocer si ese enfoque terapéutico sería aplicable también a pacientes más jóvenes.

FUENTE: Journal of the American Society of Hypertension, septiembre/octubre del 2008.