Viernes, 3 de Octubre de 2008

Largas licencias a causa de resfríos indican salud débil:estudio

Reuters ·03/10/2008 - 15:46h

Los empleados con licencia por enfermedad durante largos períodos, incluso por dolencias comunes como gripe, tienen más probabilidad de morir antes que sus compañeros de trabajo, sin dichas licencias, informaron investigadores, el viernes.

El estudio de empleados del gobierno incluyó a personas que para comenzar, presentaban buenas condiciones de salud. Sugirieron que la licencia prolongada por enfermedad, ya sea por dolencias menores u otras más importantes, apuntan a problemas serios de salud en la calle.

"No es justamente debido a enfermedades serias pero parece que esta relación puede observarse en una amplia variedad de problemas de salud", señaló Jenny Head, estadístico de la Universidad de Londres, que dirigió el estudio.

"Parece ser un buen indicador inicial para las personas que continúan desarrollando más enfermedades serias a largo plazo."

Los resultados podrían ayudar a médicos y a empleados a identificar a las personas con mayores riesgos de enfermedades serias al comienzo o mucho antes de que presenten síntomas", agregó Head.

El informe de la revista British Medical Journal analizó los registros de enfermedades de 6.478 funcionarios públicos británicos, entre 1985 y 1988. Luego continuó con los de hombres y mujeres que murieron en el año 2004.

Observaron que había una mayor probabilidad de muerte en las personas ausentes por enfermedad durante más de siete días. En las personas con una o más licencias de larga duración en tres años, existía un 66 por ciento de probabilidad de muerte, señaló Head en una entrevista telefónica.

"También percibimos esa relación en las personas que presentaban buenas condiciones de salud en el inicio del estudio", agregó Head.

Si bien, sería lógico que las personas ausentes por cirugías o problemas circulatorios tuviesen mayores probabilidades de una muerte temprana, los hallazgos se extendieron a las personas que habían llamado por enfermedades menores, como tos, resfrío y gripe.

El cáncer provocó alrededor de la mitad de las muertes y los problemas cardíacos, otro 25 por ciento, pero las investigaciones no observaron posibles mecanismos para explicar la conexión entre una muerte temprana y largos períodos de enfermedad.

Los problemas psiquiátricos, como depresión, aumentaron las posibilidades de una muerte relacionada con cáncer, dos veces y media; y los días por enfermedad a causa de dolores de espalda o artritis también aumentaron el riesgo de muerte prematura.