Viernes, 3 de Octubre de 2008

Parche incrustado con diamantes podría ayudar a tratar el cáncer

Reuters ·03/10/2008 - 14:55h

Un nuevo parche que libera medicamentos incrustado con pequeños fragmentos de diamantes podría permitir algún día a los pacientes de cáncer recibir quimioterapia justo donde la necesitan, dijeron recientemente investigadores estadounidenses.

El microfilme flexible, que se parece a un envoltorio plástico, está incrustado con diminutos trozos de diamantes que pueden liberar una droga de quimioterapia común lentamente durante un tiempo, limitando la exposición a los tóxicos efectos secundarios de la droga.

"El delgado dispositivo -un tipo de cubierta o parche- podría ser usado para tratar una región localizada donde células cancerígenas residuales podrían permanecer luego de que el tumor sea removido", dijo en un comunicado Dean Ho de Northwestern University, cuya investigación aparece en la revista ACS Nano.

El material está hecho de nanodiamantes, fragmentos de polvo de diamante compuestos sólo de unos pocos racimos de átomos de carbón. Los racimos de nanodiamantes tienen un alta área de superficie que los hace ideales para transportar fármacos.

El equipo de Ho juntó los nanodiamantes incrustados con la droga para la quimioterapia doxorubicina entre capas de delgados filmes de un polímero llamado parileno para formar el material del parche.

Luego lo probaron para ver qué tan bien liberaba los medicamentos durante el tiempo determinado. Descubrieron que el fármaco era liberado lenta y regularmente durante un mes, con doxorubicina de sobra.

Debido a su pequeño tamaño, los investigadores dijeron que los nanodiamantes son compatibles con tejidos en el cuerpo. Previos estudios en el laboratorio de Ho descubrieron que no causan inflamación en las células. Y pueden ser producidos en grandes cantidades.

"Los nanodiamantes son bastante económicos y ya han sido producidos en masa como componentes de lubricación para automóviles y para su uso en electrónica", dijo Robert Lam, un estudiante graduado en el laboratorio de Ho quien dirigió el estudio.

El equipo espera que la tecnología de incrustaciones de diamantes pueda ser usada para complementar la quimioterapia inyectada para reducir las dosis y disminuir los efectos secundarios.