Martes, 7 de Octubre de 2008

Los bancos británicos se desploman tras una presunta petición de liquidez al Gobierno

EFE ·07/10/2008 - 12:30h

EFE - Cajero automático del Royal Bank of Scotland (RBS) situado en una sucursal de la entidad en Londres (Reino Unido) hoy martes 7 de octubre.

La cotización de los principales bancos británicos se desplomaba a media mañana en la Bolsa de Londres después de que la cadena pública BBC publicara que sus máximos dirigentes solicitaron anoche al Gobierno liquidez adicional.

A las 9.44 horas GMT el RBS caía el 29,64 por ciento, tras haber llegado a perder alrededor del 40 por ciento; el HBOS, el 13,87 por ciento; el Lloyds TSB, el 8,69 por ciento, y el Barclays, el 7,88 por ciento.

De acuerdo con la BBC, los consejeros delegados del Lloyds TSB, Royal Bank of Sctoland (RBS) y Barclays, Eric Daniels, Fred Goodwin y John Varley, respectivamente, se reunieron a última hora del lunes con el ministro de Economía, Alistair Darling, a petición de éste.

A la reunión también habrían acudido el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervin King, y el presidente del regulador del sector financiero (FSA), Adair Turner.

Los banqueros solicitaron a Darling mayor rapidez en la provisión de liquidez, aunque salieron descontentos de la reunión al no haberles presentado el ministro ningún plan concreto de rescate.

Según los balances de situación de los tres bancos, ninguno de ellos necesita liquidez adicional, pero, según la BBC, están preocupados porque se están viendo debilitados por la percepción de los inversores de que necesitan una nueva inyección de capital.

Así, la emisora señala que cada uno de los bancos calcula que necesita 15.000 millones de libras (19.256 millones de euros), de los que una mitad serían en efectivo y la otra en forma de una garantía del Ministerio de Economía, que los inyectaría si fuera necesario.

La aportación total al sistema bancario británico rondaría los 50.000 millones de libras (64.170 millones de euros).

Sin embargo, el consejero delegado del Barclays negó hoy estas informaciones, señaló que su banco no ha solicitado liquidez y agregó que "no hay razón para ello".

Por su parte, el RBS admitió la presencia de su máximo directivo en la reunión, aunque descartó hacer comentarios sobre el desplome de sus acciones.

Tampoco el Ministerio de Economía quiso pronunciarse sobre el contenido de la reunión de anoche.