Martes, 7 de Octubre de 2008

El portavoz de NaBai afirma que el único objetivo del presidente navarro es "agarrarse al poder"

EFE ·07/10/2008 - 11:06h

EFE - El portavoz de NaBai, Patxi Zabaleta.

El portavoz de NaBai, Patxi Zabaleta, ha afirmado hoy que "por fin Miguel Sanz ha desvelado el verdadero motivo para sus trifulcas con el PP" en relación con los Presupuestos y que, a su juicio, no es otro que "agarrarse al poder e intentar que Nafarroa Bai no gobierne en Navarra".

Según Zabaleta, "no les importa lo que el Estado dé a Navarra, ni al PSN lo que UPN proyecte para Navarra. Sólo les preocupa gobernar por encima de los intereses de la ciudadanía".

Y al respecto el dirigente abertzale subraya en un comunicado que NaBai "está condenada a ser la primera fuerza en Navarra para que, por fin, se haga realidad las ganas de cambio que la sociedad navarra tiene".

Precisa, en este sentido que la sociedad "está cansada de una forma de hacer política basada sólo en el intercambio de cromos o de puestos a dedo" y por ello NaBai señala que "hoy más que nunca hace falta para Navarra un Gobierno de izquierdas y progresista que defienda de forma real unos servicios públicos de calidad".

Patxi Zabaleta ha recordado además la manifestación celebrada por UPN y PP en Pamplona durante las conversaciones entre el Gobierno central y ETA "y ahora Sanz se olvida de todo y está dispuesto a cualquier cosa para conseguir mantenerse en el poder".

Por ello pide a regionalistas y socialistas "que dejen de marear a la ciudadanía y de una vez por todas digan lo que van a hacer con la sanidad navarra, con el bienestar social, con la crisis económica y con el empleo" porque lo demás es "una cortina de humo para que no veamos su mala gestión".

Por otra parte, tras la detención de cuatro jóvenes ayer en Pamplona por su presunta pertenencia a Segi, Nafarroa Bai ha pedido el fin de todo acto de violencia y que se deroguen "tanto las leyes como la jurisdicción de excepción".

La coalición, dice en otro comunicado, "aspira a que se apliquen y respeten todos los derechos humanos para todas las personas" y por ello ha reclamado para los detenidos el respeto a "la presunción de inocencia y la integridad personal".

Además se reafirma "en la apuesta por solucionar el conflicto político en el que nos encontramos desde el diálogo y desde vías exclusivamente civiles y políticas" y desde este principio exige "el fin de todo tipo de violencia y de conculcaciones de los derechos humanos" y que el Gobierno central "derogue tanto las leyes como la jurisdicción de excepción que son estructuras que no concuerdan con los principios democráticos".