Martes, 7 de Octubre de 2008

La policía carga contra los manifestantes que bloqueaban el Parlamento de Bangkok

EFE ·07/10/2008 - 04:32h

EFE - Manifestantes tailandeses se protegen de las bombas lacrimógenas durante los enfrentamientos que se presentaron con la Policía a las afueras del Parlamento en Bangkok (Tailandia).

La policía tailandesa ha disparado hoy gases lacrimógenos para dispersar a los miles de seguidores de la Alianza Popular para la Democracia (APD) que bloquearon anoche la entrada en la sede del Parlamento en Bangkok.

Los líderes de la protesta hicieron ayer un llamamiento para trasladar las manifestaciones desde la sede del Gobierno, donde llevan apostados desde el 26 de agosto; al Parlamento, que hoy va a discutir una ley que abriría la puerta a una reforma constitucional.

Los cabecillas del movimiento, que se oponen al plan gubernamental de modificar la Carta Magna, instaron a sus seguidores a no retirarse de las principales vías de acceso al Parlamento pese a la presión policial.

Las medidas para dispersar a los manifestantes ocurren tras la detención de dos de los nueve líderes de la APD, este fin de semana, acusados de insurrección, conspiración, reunión ilegal y de rechazar las órdenes de dispersión, cargos que podrían acarrearles la cadena perpetua e incluso la pena de muerte, según las leyes tailandesas.

Uno de los detenidos es el ex gobernador de Bangkok, Chamlong Srimuang, que ayer se declaró inocente del cargo de insurrección y acusó de corrupción al Ejecutivo del primer ministro Somchai Wongsawat.

Srimuang, un ex general de profundas convicciones budistas, aseguró que las manifestaciones antigubernamentales continuarán mientras gobierne el Partido del Poder Popular (PPP), una formación que consideran una prolongación del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, a quien depuso una asonada militar en 2006.

La semana pasada, el nuevo primer ministro y titular de Defensa de Tailandia anunció un plan para enmendar la Constitución de 2007, la misma iniciativa que propuso su predecesor a principios de año y que, unida a otras medidas, desembocó en la actual crisis política.