Lunes, 6 de Octubre de 2008

Varios países salen al rescate de sus bancos

Siete Estados de la UE ya garantizan el 100% de los depósitos

A. M. V. / L. G./ I. P. ·06/10/2008 - 22:51h

El ministro del Tesoro británico, Alistair Darling, contempla "todas las opciones" para ayudar a la banca. getty

A falta de una respuesta común, cada uno por su lado. Varios gobiernos europeos anunciaron ayer que garantizarán todo el dinero de los ahorradores en los depósitos de los bancos domiciliados en sus países si éstas quiebran, sea cual sea su cuantía.

Dinamarca, Islandia (que no pertenece a la UE) y Portugal imitaron ayer a Irlanda (la primera en hacerlo), Grecia, Suecia, Austria y Alemania. En un giro copernicano, la canciller germana, Angela Merkel, acabó imitando al Gobierno irlandés, cuya medida había criticado con dureza.

Con los de ayer, ya son siete los miembros de la UE que han optado por esta fórmula, que rechazan Italia y Reino Unido. Los países que la han adoptado intentan evitar la fuga de capitales y atraer a ahorradores de otros Estados ofreciendo más garantías para su dinero en caso de problemas.

Reino Unido no ha apostado por garantizar el 100% de los depósitos. Pero sí podría adquirir participaciones en la banca británica si está en riesgo. Los detalles del nuevo plan de choque aún no se han confirmado, pero implicarían en la práctica la nacionalización parcial de la banca comercial. "Todas las opciones están abiertas", dijo ayer Alistair Darling, ministro del Tesoro. "Lo esencial, -añadió- es actuar en apoyo de la totalidad del sistema bancario y estar preparados para intervenir en casos particulares cuando sea necesario".

Londres ha nacionalizado hasta ahora dos bancos (Northern Rock y la división hipotecaria de Bradford and Bingley) y ha relajado las normas de competencia en la prevista absorción del Halifax-Bank of Scotland (HBOS) por parte de Lloyd´s ante sus problemas de liquidez.

La inyección de dinero público a cambio de acciones se orientaría a mejorar la liquidez y a fomentar la confianza. El plan se inspira en una operación adoptada por Suecia a principios de los noventa y tiene el apoyo de la oposición política, pero suscita dudas en la City de Londres. "Los accionistas actuales verán sus inversiones diluidas", señaló a Reuters el analista Sandy Chen.

En Estados Unidos, la Reserva Federal (FED) anunció que tras la aprobación del plan de rescate financiero, comenzará a pagar intereses a las instituciones de depósito por sus reservas bancarias, al tiempo que incrementará el volumen de las subastas temporales de liquidez, que a finales de año supondrán un montante de 900.000 millones de dólares (661.929 millones de euros).

Jefe del Plan Bush

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, recurrirá a uno de sus ayudantes más brillantes, el ex analista de Goldman Sachs Neel Kashkari, para dirigir la nueva Oficina de Estabilidad Financiera, que gestionará el fondo de rescate. Kashkari, de 35 años, es ingeniero aeronáutico y trabajó para la Nasa antes de obtener un MBA en la Wharton School de Pensilvania y entrar en el banco de inversión que Paulson dirigió durante años. Hasta ahora era ayudante del Tesoro para Asuntos Internacionales. Se mantendrá en el puesto hasta que llegue el nuevo Gobierno.

El nuevo responsable tendrá mucho margen de maniobra para elegir cómo se repartirán los 700.000 millones del plan y cómo se comprarán a las entidades financieras en apuros los activos tóxicos. En lugar de determinar un precio, dejará que lo haga el mercado a través de una subasta a la inversa, donde las mismas firmas pongan una cifra y el Tesoro compre lo más barato. La idea es encontrar un precio intermedio que no suponga pérdidas cataclísmicas para las entidades y tampoco perjudique al contribuyente.

Un antecesor de Paulson critica el plan de EEUU

Siempre es más fácil dar lecciones a posteriori. Paul O'Neil, que fue secretario del Tesoro de 2001 a 2002, ha criticado abiertamente el plan de rescate financiero del actual responsable, Henry Paulson, en una entrevista publicada en la revista ‘Business Week'.

"No dudo de que necesitemos inyectar liquidez en los mercados pero no creo que esta sea la mejor manera de hacerlo. En vez de comprar estos instrumentos financieros [O´Neil se refiere a los activos ligados a las hipotecas basura] creo que el Tesoro debería tener autoridad para garantizarlos. (... ) ¿Porqué comprarlos cuando podemos alcanzar el mismo objetivo con una garantía?", señaló O'Neil.