Lunes, 6 de Octubre de 2008

Discordia por los penaltis

Messi está molesto por el supuesto pacto para repartirse con Etoo los lanzamientos desde el punto fatídico. Pep Guardiola, consciente del enfado del argentino, mediará tras los partidos de selecciones

RUT VILAR ·06/10/2008 - 23:20h

zueras - Etoo y Messi celebran uno de los seis goles del Barça al Atlético.

Messi anda con la mosca detrás de la oreja con Etoo. Todo empezó durante el partido contra el Sporting de Portugal en el Camp Nou. El camerunés decidió, por su cuenta y riesgo, lanzar el penalti que Abel había cometido sobre él. En cuanto el colegiado del encuentro señaló la pena máxima, Etoo cogió el balón y lo colocó en el punto fatídico sin dar opción a ningún otro compañero. Messi, que en ese momento también estaba sobre terreno de juego, fue el más sorprendido, pues hacía solo tres días que había chutado y convertido un penalti contra el Racing.

El argentino se quedó perplejo al ver cómo el camerunés le decía a Henry, que también quería ejecutar el lanzamiento, que los penaltis esta temporada iban por turnos y ese le tocaba chutarlo a él. El francés se creyó la versión ofrecida por Etoo y se alejó de la zona sin pedir más explicaciones. Samuel lanzó y marcó.

El enfado de La Pulga

El enfado de Messi esa noche fue mayúsculo. Algunos de los presentes en el vestuario del Camp Nou no recuerdan haber visto a La Pulga tan enojado. Más si cabe cuando vio que el camerunés se pavoneaba en las duchas de cómo había impuesto sus galones sobre el césped. El argentino entiende que, desde la marcha de Ronaldinho al Milan. el encargado de chutar los penaltis en el Barça es él.

El enfado de Messi esa noche fue mayúsculo

Tras los partidos, los jugadores que entrena y dirige Pep Guardiola tienen la obligación de cenar en el estadio, siguiendo las pautas marcadas por el fisiólogo del club. Messi tenía tal mosqueo que ese día se saltó la cena y se fue directamente a casa, sin detenerse en la sala del bufé.

El Barcelona dispuso de un nuevo penalti el día del derbi. Esta vez lo lanzó Messi, sin discusión. Según la teoría de los turnos impuesta por Etoo, le tocaba al argentino. Eso sí, el camerunés dio por bueno un teórico pacto con el que Messi no está en nada de acuerdo. Un pacto que trascendió más allá del vestuario para justificar dicha alternancia.

El sábado, contra el Atlético, Messi parecía haber olvidado dicho acuerdo. Cuando Iturralde señaló penalti sobre el propio argentino, a La Pulga le costó un mundo soltar el balón para que lo lanzara Etoo. Incluso pareció que Puyol mediaba. "La verdad es que es un tema que han hablado entre ellos, yo no sé nada", reveló luego el capitán en TV3. Tras el 6-1 al Atlético, Messi salió sonriente del vestuario y decidió responder de manera irónica sobre el pacto de los penaltis. "Sí, sí, lo acordamos", decía tras un sonrisa pícara en la zona mixta.

El entrenador terciará

A Pep Guardiola el enfado de Messi no se le pasó por alto. "Tengo que hablar con ellos para saber cómo lo tienen montado", dijo el técnico, intentando zanjar cualquier polémica. La temporada pasada, Messi se erigió como el segundo chutador de penaltis del equipo, por detrás de Ronaldinho. Con las reiteradas ausencias del Gaúcho, Messi terminó la Liga con más goles de penalti que el propio brasileño. Etoo, que se perdió muchos partidos por la Copa África y las lesiones, no chutó ninguno.

Desde que está en el primer equipo, Messi sólo ha fallado un penalti

Desde que está en el primer equipo, Messi sólo ha fallado un penalti. Fue en la Copa del Rey, contra el Villarreal. En sus dos primeros años en el Barça, Etoo los chutaba cuando no estaba Ronaldinho. Lanzó nueve y falló cuatro.