Lunes, 6 de Octubre de 2008

El Citigroup pide a Wells Fargo y a Wachovia 60.000 millones de dólares por daños

EFE ·06/10/2008 - 21:43h

EFE - Citigroup, que presentó el pasado sábado una demanda ante el Tribunal Supremo de Nueva York, pretende con esta acción legal obtener de Wells Fargo una indemnización por daños y perjuicios de más de 20.000 millones de dólares.

El grupo bancario Citigroup pidió hoy 60.000 millones de dólares por daños y perjuicios a los bancos Wells Fargo y Wachovia y a sus directivos, mientras continúa la batalla legal por la adquisición de esta última firma financiera.

Citigroup, que presentó el pasado sábado una demanda ante el Tribunal Supremo de Nueva York, pretende con esta acción legal obtener de Wells Fargo una indemnización por daños y perjuicios de más de 20.000 millones de dólares.

Además, busca que le impongan a ese banco una multa de más de 40.000 millones de dólares por "interferencia tortuosa en el contrato de Citigroup con Wachovia", precisó hoy el banco a través de un comunicado de prensa.

También pretende esa indemnización de Wachovia por "su mala fe por la ruptura del contrato" de exclusividad que ambos acordaron la semana pasada, antes de la aparición en escena de Wells Fargo.

El grupo bancario recordó que, a instancias del Gobierno estadounidense, el pasado 29 de septiembre acudió al rescate de Wachovia después de que Wells Fargo "se alejara" de esta entidad financiera y aseguró que era un acuerdo que Citigroup "quería, más que necesitaba".

El acuerdo definitivo entre Citigroup y Wachovia se hubiera firmado y anunciado el pasado 3 de octubre "si no hubiera sido por la conducta ilegal de Wachovia, de Wells Fargo, de sus directivos y de sus asesores externos", añadió el banco en su comunicado.

Wells Fargo, considerado como uno de los bancos más solventes de Estados Unidos, anunció el pasado 3 de octubre que había llegado a un acuerdo definitivo para comprar Wachovia por 15.100 millones de dólares, sin ayuda del Gobierno.

Pero Citigroup ya había alcanzado el pasado 29 de septiembre un acuerdo de exclusividad para comprar las operaciones bancarias de ese banco en dificultades por 2.200 millones de dólares, que contó con el visto bueno de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés), una agencia pública.

El juez de la Corte Suprema de Nueva York, Charles Ramos, bloqueó la operación de compra de Wachovia por Wells Fargo, extendió el plazo del acuerdo de exclusividad hasta nueva orden y citó a Citigroup y Wachovia para comparecer ante el tribunal el próximo 10 de octubre.

El domingo Wachovia anunció que continuará su negociación con Wells Fargo y solicitó al juez de distrito John Koeltl que declarase válido el acuerdo con Wells Fargo y le permitiera seguir adelante con la operación.

Koetl no anuló la orden del juez Ramos, pero programó una audiencia para mañana en la que otro juez determinará si la oferta puede proceder.

Wachovia se ha convertido en el campo de batalla entre Wells Fargo y Citigroup, cada uno por su parte quiere continuar con los acuerdos firmados con Wachovia para su adquisición, mientras surgen las dudas de los efectos que un largo proceso judicial puede tener para el ya deteriorado banco.