Lunes, 6 de Octubre de 2008

Las elecciones locales en Brasil fortalecen al partido de Lula

AGENCIAS ·06/10/2008 - 21:16h

Una mujer recoge su papeleta para votar en Río de Janeiro.

El gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y sus aliados políticos salieron fortalecidos en las elecciones municipales celebradas ayer en Brasil al superar los 14 millones de votos obtenidos hace cuatro años y reforzar su influencia en los centros urbanos.

La inmensa popularidad del actual presidente, Luiz Inàcio Lula da Silva, resultó decisiva para que el PT haya logrado el triunfo en cerca de 600 ciudades frente a las 414 que controlaba hasta ayer.

Estos comicios se presentaron como una prueba de fuego para posibles aspirantes a suceder a Lula en la carrera presidencial que se celebrará en 2010. Sin embargo, la mayoría de los gobiernos locales de las capitales se decidirá el 26 de octubre en la segunda vuelta.

En muchos municipios, el PT concurrirá coaligado con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que mantiene en el Ejecutivo de Lula a ministros con enormes presupuestos, entre ellos los de Minas y Energía, Agricultura, Defensa, Integración Nacional, Salud yComunicaciones.

El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, sigue siendo el principal grupo opositor, aunque sumido en una crisis.

Algunos analistas aventuran que los malos resultados obtenidos en feudos clave para este grupo y la pugna abierta entre los gobernadores de Sao Paulo, José Serra, y de Minas Gerais, Aecio Neves, podrían desembocar en la ruptura del partido de Cardoso.

En la gran batalla electoral de Sao Paulo, el mayor distrito electoral de Brasil con 8,2 millones de electores, el alcalde derechista Gilberto Kassab aspiraba a reeditar su triunfo, pe-ro ganó con apuros a la candidata del PT, Marta Suplicy, que desplazó de la pugna al aspirante del PSDB, Gerardo Alckmin.

Otro golpe para Cardoso

Con la excepción de Recife, el resto de las grandes capitales tampoco deparó victorias absolutas y celebrarán la segunda vuelta. Fue el caso de Río de Janeiro, Belo Horizonte y Porto Alegre.

En Río, los cariocas votaron con el Ejército ocupando las favelas. El gobierno se lo disputarán Eduardo Paes, un joven político del PMDB; y Fernando Gabeira, diputado del Partido Verde. El vencedor deberá enfrentarse al desolador panorama en salud, educación y violencia dejado durante los ocho años de gobierno del derechista del DEM,Cesar Maia.
En Porto Alegre, el PT no concurre en coalición con el PMDB. Ambos partidos dirimirán el 26 de octubre la alcaldía de esta simbólica ciudad para la izquierda.

Los resultados en las grandes ciudades 

Sao Paulo: Igualados

El alcalde Gilberto Kassab logró el 33,6% de los votos contra el 32,8% de ex ministra de Turismo y candidata del PT, Marta Suplicy, favorita en las encuestas. Lula se va a volcar en apoyar a su candidata. Además, el presidente brasileño intentará despertar el voto anti Kassab, un alcalde controvertido que disgusta a un 70% de los ciudadanos.

Río de Janeiro: la sorpresa 

Eduardo Paes, del centrista PMDB, obtuvo el 32% de los sufragios frente al 25% conseguido por la gran sorpresa, el ex guerrillero y candidato del Partido Verde, Fernando Gabeira.

Gabeira va a buscar los votos de izquierda. Pero si Lula apoya a Paes (partido aliado suyo en Brasilia), el ecologista lo tendrá muy complicado.

Porto Alegre: la venganza

El actual alcalde José Fogaça, del PMDB, consiguió el 43,8% de los votos frente al 22,7% de la candidata del PT, Maria do Rosário.

El resultado extraordinario obtenido por el candidato del Partido Comunista de Brasil, Manuela D‘Ávila, ha servido para movilizar al PT en busca de su apoyo. El15,3% de los votos del PCdoB es ahora decisivo. 

 

Noticias Relacionadas