Lunes, 6 de Octubre de 2008

El Thyssen revisa el arte que nació de la Gran Guerra

La muestra recoge la obra de 68 artistas fundamentales del siglo XX

PÚBLICO ·06/10/2008 - 21:38h

EFE - 'Formas rotas', óleo de 1914 de Franz Marc.

Dice Guillermo Solana que frente a los museos que se alistan a "a la industria del entretenimiento" y buscan una respuesta de masas inmediata, el Museo del que es conservador jefe, el Thyssen-Bornemisza de Madrid, ha apostado por una exposición "de gran rigor y esfuerzo orientada a la reflexión. No es una exposición con gran gancho para atraer gente, pero toca la médula entre la cultura y la vida", reconoce.

Solana hablaba así de la exposición que, junto a la Fundación Caja Madrid, arrancará la temporada de las dos salas. Se trata de ¡1914! La Vanguardia y la Gran Guerra, que reúne obras de aquellos artistas de las vanguardias cuyas creaciones nacieron bajo la tragedia de I Guerra Mundial.

Comisariada por el conservador del Museo, Javier Arnaldo, la muestra, que lleva cuatro años en preparación, incluye obras del nuevo-expresionismo, cubismo, futurismo, vorticismo y primera abstracción, de la mano de Klee, Kandinsky, Marc, Schiele, Brancusi, Chagall, Nolde, Balla, Boccioni, Léger, y hasta 68 artistas fundamentales del siglo XX.

El conservador jefe del Museo Thyssen resaltó la paradoja que supuso "la explosión creativa vinculada a la Gran Guerra, que inspiró la iconografía, el estilo, la composición y la configuración de los cuadros de la época".

Dos sedes, dos miradas

El recorrido por el Thyssen pone el énfasis en el aspecto romántico del arte de vanguardia, mientras que en la Fundación Caja Madrid prima la realidad. En las cuatro primeras salas del Museo se exhiben obras del periodo de la preguerra con obras de Franz Marc, Otto Dix y Egon Schiele.

Representaciones ligadas a la exaltación del conflicto, además de exponentes de la primera abstracción, son las obras de Giacomo Balla, Marc, Pavel Filonov, Pierre Albert-Birot y Kandinsky. En el apartado Carga de profundidad, Paul Klee, Ossip
Zadkine y Chagall muestran la realidad de la guerra como desventura humana.

El recorrido por las salas de Caja Madrid muestra el tema del Juicio Final como alegoría del conflicto bélico, y cómo el autorretrato del artista como soldado se convirtió en un género de la pintura de vanguardia durante la I Guerra Mundial. El recorrido finaliza con C'est la guerre, con esculturas y pinturas de denuncia.