Lunes, 6 de Octubre de 2008

Los ultraportátiles baratos amplían sus prestaciones

El lanzamiento de equipos por menos de 70 euros anima a los fabricantes a ofrecer nuevos servicios

BLANCA SALVATIERRA ·06/10/2008 - 21:00h

Los equipos de precio reducido han impulsado las ventas de ordenadores portátiles en Europa. EFE

La comercialización de ordenadores ultraligeros de bajo coste ha reactivado el mercado de equipos portátiles. La tendencia, que en principio se inició con ordenadores baratos de prestaciones ajustadas, ha crecido hasta convertirse en una razonable alternativa móvil de trabajo. Las ventas en Europa aumentaron en el segundo trimestre de este año un 23,5% con respecto al mismo periodo de 2007, según la consultora Gartner. 

Un ejemplo claro de este repunte lo ofrece Asus, la primera compañía que se lanzó a comercializar portátiles de bajo coste, con su Eee PC. Gracias a este modelo entró por primera vez entre los cinco fabricantes que más ordenadores venden en Europa. También Menq International ha
reaccionado ante el fenómeno. En la pasada edición de la feria IFA de Berlín dio una nueva vuelta de tuerca al sector al anunciar el lanzamiento de un nuevo sistema ultraligero, Easy PC E760, cuyas características técnicas aspiran a competir con las prestaciones que -aunque aún reducidas con respecto a los ultraportátiles de gama alta- mantienen otros fabricantes, como Asus, Acer, Airis, Dell o HP. Si las propuestas de estos fabricantes rondan los 300 euros, la de Menq se comercializará por 89 dólares (unos 65 euros).

El jefe de producto de Vía Technologies -fabricante taiwanés de circuitos, memorias y procesadores-, Timothy Brown, opina que Menq intenta sacar provecho del éxito del formato de los miniportátiles. Para Brown, los usuarios que buscan un miniportátil quieren un dispositivo con el que trabajar, navegar en Internet y reproducir vídeos y música: "Esencialmente, necesitan las mismas características de un ordenador tradicional, pero en un formato más pequeño".

Al contrario que los fabricantes pioneros en el lanzamiento de portátiles de bajo coste, cuyos ordenadores se venden con los sistemas operativos Windows y Linux, la propuesta de Menq apuesta por Windows móvil. La pantalla táctil de 7 pulgadas es uno de sus puntos fuertes, pero, a cambio, su procesador propio de teléfono móvil y las aplicaciones específicas le acercan más a una agenda electrónica con carcasa de portátil que a un ordenador en sí mismo.

En este sentido, Brown hace referencia a la pantalla que ofrece el sistema de Menq: "Son pocos los usuarios que esperan obtener capacidad de procesamiento o el uso prolongado de un dispositivo que tiene una pantalla de 480x272".

El jefe de producto de Via Technologies asegura además que la apuesta de Menq puede ganar cuota dentro del mercado de las PDA tradicionales, pero que no juega en la misma liga que los ultraportátiles de precio reducido.

A este respecto, el director general de Airis, José Vicente Molera, destaca como ejemplo que de su gama de ultraportátiles de precio reducido (disponibles con almacenamiento de 2, 4, 40 y 60 GB), el más demandado es el que incorpora disco duro de 60 GB, un hecho que desmiente la teoría de que el usuario demanda un ordenador barato sin fijarse demasiado en las características.

Molera explica que, aunque el precio de estos ultraportátiles se reducirá en el futuro gracias a la bajada del precio de los componentes, de momento su coste depende de la negociación entre fabricantes y operadores: "Es importante buscar acuerdos con los operadores para reducir el precio inicial, manteniendo las prestaciones". Esta técnica ha sido puesta en marcha por Airis, Asus y Dell, con su esperado Inspiron Mini 9.

Todos los fabricantes defienden que el objetivo de estos ultraportátiles es potenciar la movilidad, por lo que han decidido regalarlo en parte si a cambio el cliente se compromete a pagar una tarifa mensual por acceso a datos durante un tiempo.

Esta técnica de subvención, que las operadoras aplican desde hace años para ofertar teléfonos móviles, identifica a un cliente que necesita movilidad más allá del peso del equipo. Gartner calcula que este año se comercializarán 5,2 millones de UMPC y que esas ventas se ampliarán hasta los 50 millones en 2012.

Noticias Relacionadas