Lunes, 6 de Octubre de 2008

Un terromoto deja al menos 72 muertos, 41 de ellos niños, en Kirguizistán

El seísmo llegó a alcanzar los ocho grados de magnitud en la escala de Richter

AGENCIAS ·06/10/2008 - 18:06h

Al menos 72 personas, 41 de ellos niños, murieron sepultadas debido al terremoto que sacudió el sur de Kirguizistán, limítrofe con China, y que llegó a alcanzar los ocho grados de magnitud en la escala abierta de Richter, señaló hoy Madamín Karatáyev, viceministro de Sanidad de ese país centroasiático.

Además, perdieron la vida doce ancianos y diecinueve adultos, mientras los equipos de salvamento buscan a un niño y un adulto en esa aldea montañosa de difícil acceso por carretera.

Grandes destrozos

Los mayores destrozos tuvieron lugar en la pequeña localidad de Nura, de menos de un millar de habitantes, muy cerca de China y a unos 50 kilómetros de Tayikistán, donde se localizó el domingo el epicentro del seísmo.

"El pueblo ha quedado prácticamente en ruinas. Resultaron destruidas 120 casas", aseguró Kamchibek Tashíev, ministro de Situaciones de Emergencia, citado por las agencias rusas. El ministro, que se desplazó a la zona del siniestro para dirigir las labores de rescate, cifró en más de un centenar los heridos.

El centro médico más cercano se encuentra a 76 kilómetros de distancia

Más de cien personas, entre bomberos y médicos, se encuentran en Nura, adonde el ministerio de Defensa ha enviado también a otro centenar de soldados para ayudar en el rescate. Los heridos más graves han sido trasladados en helicóptero a la capital regional, Osh, mientras los leves son tratados en el pequeño hospital de campaña montado por las autoridades locales.

Las autoridades sanitarias kirguises informaron de las dificultades que se encontraron para asistir en un primer momento a los heridos debido a que el centro médico más cercano se encuentra a 76 kilómetros de distancia.

No obstante, negaron las informaciones sobre la supuesta insuficiencia de personal sanitario y medicinas para tratar a todos los damnificados por el movimiento telúrico. El presidente kirguís, Kurmanbek Bakíev, modificó su agenda y visitará mañana, martes, la zona para conocer de primera mano las secuelas de la catástrofe.

Además, las autoridades centroasiáticas decidieron asignar 1,3 millones de dólares para los damnificados. El ministerio de Emergencia ruso anunció que enviaría mañana, martes, un avión de transporte Il-76 con ayuda humanitaria para los afectados.

Epicentro 

El epicentro del terremoto se registró en torno a las 16:00 GMT del domingo en el lago tayiko de Karakul, una zona de gran actividad sísmica, que se encuentra a casi 500 kilómetros de la capital, Dushambé, donde el movimiento de tierra marcó 4 grados.

Tayikistán es escenario cada mes de varios terremotos de baja intensidad, ya que el 93% de su territorio forma parte de los sistemas montañosos del Pamir y Tianshan, frontera natural entre China y los países de Asia Central.

El terremoto también se dejó sentir en Uzbekistán y la vecina región noroccidental china de Xinjiang, donde no dejó víctimas mortales, según fuentes oficiales. Un terremoto no arrancaba tan alto número de vidas en Kirguizistán desde 1992, cuando un seísmo de 8 grados se cobró la vida de más de medio centenar de personas.