Lunes, 6 de Octubre de 2008

Anticorrupción pide investigar al líder del PP de Canarias

El vicepresidente del Gobierno insular, José Manuel Soria, podría ser imputado por cohecho

¿Por qué permanece cruzado de brazos el pobre Mariano?, Por Manuel Rico

PAZ BERNAL ·06/10/2008 - 17:19h

EFE - El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Canario, José Manuel Soria.

La Fiscalía Anticorrupción ha remitido a la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) un escrito en el que pide que se investigue al actual vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias y presidente regional del PP, José Manuel Soria, por el conocido como caso Salmón. La Sala deberá pronunciarse ahora sobre la admisión a trámite de la denuncia, lo que conllevaría automáticamente que José Manuel Soria tuviera que prestar declaración, en calidad de imputado, por cohecho.

La causa está relacionada con un viaje que José Manuel Soria hizo a Noruega para pescar salmón, invitado por el empresario Björg Lyng, ya fallecido. Meses después, el Cabildo de Gran Canaria, presidido entonces por Soria, emitió un informe favorable a la construcción de 3.600 camas hoteleras en Anfi Tauro, propiedad del empresario de origen noruego.

Tras la petición, el TSJC pidió al Ministerio Público que informe sobre “la competencia y el contenido de la denuncia” interpuesta con el fin de pronunciarse sobre la misma, informaron fuentes jurídicas. En cuanto a la competencia del alto tribunal habrá que solicitar un certificado al Parlamento de Canarias que acredite la condición de aforado de Soria para poder seguir actuando.

Horas después de saltar la noticia, Soria se mostró convencido de que el TSJC archivará la causa del caso Salmón, al tiempo que aseguraba que cuando se le cite a declarar, contestará a todo cuanto se le pregunte. “Lo único que espero es que los titulares en el momento en el que se archive la causa sean, cuando menos, similares a los que se generarán a lo largo de los próximos días. Esto también va incluido en el sueldo”, dijo.

Soria era el presidente del Cabildo de Gran Canaria cuando en 1995, con mayoría absoluta, se calificó como de interés general el proyecto presentado por el empresario Bjorg Lyng para su urbanización de Anfi Tauro, en el sur de la isla, medida que le permitió obtener la correspondiente licencia urbanística y construir 3.600 camas turísticas saltándose así las leyes canarias, que impedían nuevas construcciones turísticas. El Cabildo dio luz verde al proyecto pese a los informes técnicos que lo desaconsejaban, ya que no se justificaba el interés general.  Lyng fue uno de los pocos empresarios que pudieron seguir adelante con sus planes pese a la moratoria turística vigente en el archipiélago desde principios de la década.

“Preso en su propia telaraña”

La noticia de la posible imputación en los próximos día del vicepresidente del Gobierno de Canarias suscitó inmediatas reacciones. En el caso de los socialistas canarios, uno de sus parlamentarios regionales, Santiago Pérez, aseguró esto: “José Manuel Soria viene desde hace muchos años huyendo hacia delante y haciéndose el nuevo en asuntos muy graves que conciernen a su partido, especialmente en la isla de Gran Canaria”. Añadió que una persona con esa forma de actuar “no puede seguir siendo el vicepresidente del Gobierno de Canarias... Soria acabará preso de la propia telaraña que él mismo ha ido tejiendo”.