Lunes, 6 de Octubre de 2008

Pablo Helman: "Steven Spielberg tiene un cine dentro de su cabeza"

El argentino es el responsable de efectos especiales en filmes como 'Salvar al soldado Ryan', 'Star Wars' o la última de Indiana Jones

EFE ·06/10/2008 - 14:46h

EFE - En la imagen, el especialista en efectos especiales Pablo Helman.

"Steven Spielberg tiene un cine en la cabeza", sentencia el argentino Pablo Helman, responsable de efectos especiales en filmes como Salvar al soldado Ryan, Star Wars y la última parte de Indiana Jones, donde utilizó su pericia para que la cinta encajara con el resto de la saga "de la mejor manera posible".

Originario de Buenos Aires, este especialista en efectos visuales ha comentado hoy en Madrid su papel en Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, que ahora se lanza en DVD.

"Una de las premisas más importantes, desde el principio, fue hacerla para que se pareciera a las otras tres películas", afirma Helman.

Él ha trabajado con muchos de los directores más reputados de Hollywood y es muy consciente de que "han pasado treinta años y todos hemos cambiado" desde la última parte de la trilogía original. "Como dice Serrat, los recuerdos juegan contigo", afirma.

Lo principal de este cambio, señala Helman, es "la percepción de la gente, completamente diferente" a la que tenía la audiencia cuando nació Indi. "Mi hijo tiene 15 años -cuenta el especialista- y cuando el otro día llegué a casa me lo encontré viendo un partido de béisbol, escuchando música con los auriculares, haciendo un trabajo en el ordenador y hablando con sus amigos". "¿Cómo vamos a competir con ese tipo de estímulos?", se pregunta el argentino.

El cine, una casualidad 

Pablo Helman llegó a Estados Unidos hace 28 años, hizo un primer ciclo universitario en música clásica y un máster en educación tecnológica antes de comenzar a trabajar en el cine, algo que ocurrió casi por casualidad y que le ha llevado a Industrial Light & Magic, una empresa propiedad de George Lucas.

"Fue una cosa rarísima -recuerda-, porque la estación de televisión donde yo trabajaba me dijo que no tenían sitio para músicos, pero sí para editores". "Tuve mucha suerte por estar justo al principio de la revolución informática" en el cine, considera Helman.

Desde entonces ha participado en algunas de las superproducciones más taquilleras de los últimos años, como Salvar al soldado Ryan, Star Wars: la amenaza fantasma, Star Wars: El ataque de los clones, Terminator 3, Master and commander, Las crónicas de Riddick, La guerra de los mundos, Múnich y la última de Indiana Jones.

Creando escuela 

George Lucas y Steven Spielberg son gente "muy sencilla, con un gran humor, que les gusta reirse, muy creativos, con un montón de ideas y conscientes de que el trabajo de hacer cine requiere colaboración y confianza", afirma Helman, quien destaca el "sentido épico de Spielberg" como algo único del director estadounidense.

En Salvar al soldado Ryan, Helman señala que casi todo fue rodado "de forma práctica, excepto la primera media hora", en la que se filma el desembarco de los soldados en las playas de Normandía."A veces uno está trabajando en una película y se da cuenta de que está creando escuela, que va a cambiar la tecnología", declara Helman refiriéndose a los primeros minutos de la película de Spielberg.

Aunque trabaja con la tecnología más puntera, Helman no es partidario de que la animación 3D se apropie del cine. "Son unos efectos que me cansan mucho", confiesa el especialista argentino, que considera "Beowulf" -lo último en las películas de tres dimensiones- "un proyecto fallido".