Lunes, 6 de Octubre de 2008

El guitarrista Gallardo del Rey: "Busco la esencia de los sonidos flamencos"

EFE ·06/10/2008 - 14:34h

EFE - El guitarrista y compositor José María Gallardo del Rey.

El guitarrista clásico José María Gallardo del Rey, que mañana estrenará en la Bienal de Flamenco de Sevilla "Alquitara. La esencia de los sonidos", asegura que para este espectáculo ha buscado "la esencia de los sonidos flamencos en una música que nunca se pensó que podía ser flamenca".

El guitarrista se refería al diálogo que su guitarra clásica establece con la música flamenca y a la interpretación que, mañana en el teatro Lope de Vega, hará de la música de Mendelssohn, concretamente del "Andante" de su V Sinfonía.

En conferencia de prensa, el guitarrista señaló, al referirse a la dificultad de conciliar la música clásica con la flamenca, que "la única dificultad es no conocer algo y no quererlo; cuando te enamoras de algo hay deseo y vinculación".

Tras definirse como un "hijo adoptivo" del flamenco, Gallardo del Rey recordó que su formación como músico es plenamente académica pero que "la escuela de la vida" le "abrió los ojos y los oídos al flamenco".

En el ámbito flamenco, el guitarrista dijo haber tenido los mejores maestros, como Paco de Lucía, Riqueni y Cañizares, y que posteriormente ha abundado en este estilo componiendo música para los espectáculos de la bailaora María Pagés.

Sobre el grupo que mañana le acompañará en el Lope de Vega, "La Maestranza", el guitarrista aseguró que "no se trata de un guitarrista acompañado por músicos, sino de un elenco de grandes solistas".

"Alquitara", que significa alambique, es un espectáculo que debe su nombre "a lo que se destila", porque Gallardo del Rey ha puesto varias partituras clásicas a destilar para que impregnen lo mejor del flamenco", según sus palabras.

El guitarrista recordó que fueron compositores de la talla de Falla, Albéniz y Granados "los primeros que apostaron por este lenguaje de fusión entre flamenco y música clásica".

Gallardo del Rey, formado en el Conservatorio de Sevilla, si bien no conectó con el flamenco hasta que se estableció en Madrid, añadió que su innovación ha sido "escribir el flamenco en partitura" para luego aplicarle la técnica de la guitarra clásica.