Lunes, 6 de Octubre de 2008

Méndez asegura que no hay recetas para impedir el avance del paro a corto plazo

EFE ·06/10/2008 - 10:40h

EFE - El secretario general de CCOO, José María Fidalgo.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha reconocido hoy que el paro "indudablemente" seguirá aumentando en los próximos meses porque, pese a las medidas que se pongan en marcha para "contrarrestar parcialmente" el golpe de la crisis, "nadie puede reducir en un periquete" este problema.

Méndez, que participa hoy en una asamblea de delegados de UGT de Asturias, ha incidido en que aunque se pongan en marcha planes como el anunciado por el Gobierno para recolocar a 100.000 parados, no se conseguirá "a corto plazo" reducir el desempleo.

Para UGT, en estos momentos lo que se impone es "mantener la protección social" porque, además de ser un "acto de justicia al que tienen derecho los trabajadores", contribuye a mantener el consumo.

En este sentido, ha afirmado que los compromisos asumidos por el Gobierno en materia de protección al desempleo son "suficientes" porque están vinculados a un crédito ampliable, y ha criticado a quienes vuelven a sacar el "espantajo del abaratamiento del despido".

El dirigente sindical ha asegurado que aún no han recibido ninguna convocatoria por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, si bien ha señalado que cree que llamará a los agentes sociales en estos momentos porque "asumió el compromiso de llevar personalmente el desarrollo del diálogo social".

Méndez ha recordado también que el proceso de diálogo social debe impulsar un cambio del patrón de crecimiento, para hacerle menos dependiente del ladrillo y del consumo de las familias, pero que no va a abordar una reforma laboral porque sigue "en vigor y no presenta síntomas de agotamiento" la pactada en 2006.

El líder de UGT ha cuestionado también las medidas "pragmáticas" que se están adoptando en otros países "para salvar los sistemas financieros y la banca especulativa, no para transformarla".

En su opinión, hay que dotar de mayor transparencia a los mercados financieros y reconocer que las políticas públicas son fundamentales porque "es una verdad como una catedral de grande, que cuando disminuye el papel del Estado no aumenta la libertad, aumenta la injusticia y la delincuencia financiera".

El secretario general de la UGT ha asegurado también que la "minicumbre" convocada este fin de semana por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha estado "vacía de contenidos" y no ha logrado infundir confianza a los europeos puesto que, si el objetivo era relanzar el proyecto comunitario frente a la crisis, cada mandatario ha hecho la guerra por su cuenta al volver a su país".

Para Méndez, esa no es la fórmula ya que debería lanzarse un mensaje de confianza basado en una "fuerte" coordinación de las políticas europeas y en un "compromiso para conseguir que las importaciones de un país de Europa fueran las exportaciones de otro país europeo".

En su opinión, las medidas que se están adoptando en países como Alemania o Irlanda no tienen tampoco por qué aplicarse en España, donde, "hay que reconocer que el mercado bancario funciona bien" y está en situación de solvencia porque ya se hizo un rescate de las entidades financieras que pagó el pueblo español en los años ochenta y porque los órganos reguladores han funcionado.