Lunes, 6 de Octubre de 2008

Sólo dos de los 200 clubes de alterne cumplen la nueva normativa en Barcelona

Los dueños de los prostíbulos denuncian que la norma que regula que los locales no puedan ser colindantes a viviendas, o que deben estar a una distancia de 200 metros de los espacios destinados a "usos protegidos" es "incumplible" 

EFE ·06/10/2008 - 11:10h

EFE - Edificio con un cartel contra el prostibulo de su interior en la Avd.Diagonal 339, Barcelona.

Sólo dos de los 200 clubes de prostitución que hay en Barcelona cumplen ya la normativa municipal sobre locales de concurrencia pública, que comenzará a aplicarse en estos establecimientos a partir de enero de 2009, y que, según los empresarios del sector, es "prácticamente inaplicable". 

Los dueños de los clubes de prostitución denuncian que la norma que regula que los locales no puedan ser colindantes a viviendas, o que deben estar a una distancia de 200 metros de los espacios destinados a "usos protegidos" -colegios, iglesias, entre otros- es "incumplible", por lo que reclaman una solución urgente antes del fin de la moratoria de esta reglamentación aprobada en 2004.

Calles o pisos ilegales 

El secretario de la Asociación Catalana de Clubes de Alterne (ACECA), Oriol Gesse, ha asegurado que si no se modifica la normativa y ésta comienza a aplicarse, y se cierran locales, la prostitución se desplazará a la calle o a pisos ilegales repartidos por la ciudad, "de los que ya hay al menos 400 por toda Barcelona".

Los clubes de alterne de Barcelona tendrían que ubicarse en polígonos o zonas no residenciales

El cumplimiento de todos los requisitos de la norma supondría que los clubes de alterne de Barcelona tendrían que ubicarse en polígonos o zonas no residenciales y alejadas de colegios y centros educativos o con presencia de menores, lo que de facto supone, que en casi todo el término municipal de Barcelona, no pueda funcionar ningún club de alterne, a juicio de la ACECA.

Según los datos de la ACECA, de los 200 clubes que hay en Barcelona sólo 29 tiene licencia definitiva, y el resto o no han pedido los correspondientes permisos o lo hicieron fuera de plazo.

Fuentes del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona han informado de que los técnicos municipales estudian cómo aplicar la normativa a partir de mediados de enero, aunque no han avanzado si se llevarán a cabo de inmediato los cierres de locales que la incumplan.

Noticias Relacionadas