Lunes, 6 de Octubre de 2008

BNP Paribas se hace con el negocio bancario de Fortis en Bélgica y Luxemburgo

EFE ·06/10/2008 - 00:55h

EFE - Fachada de la sede central del banco francés BNP Paribas en el número 16 del Boulevard des Italiens en París (Francia).

El banco francés BNP Paribas ha llegado a un acuerdo para hacerse con el control de las actividades bancarias del grupo Fortis en Bélgica y Luxemburgo, cuyos gobiernos conservarán la capacidad de bloqueo en la entidad, según varios medios belgas.

Según los datos avanzados del pacto, que aún no se ha confirmado públicamente, BNP Paribas se haría con el 75 por ciento de Fortis en Bélgica y con el 67 por ciento en Luxemburgo, mientras que los Estados mantendrían las acciones restantes.

Según las ediciones web de "Le Soir" y "L'Echo", Bélgica se convertiría a cambio en el mayor accionista de BNP Paribas, con un 10 por ciento del grupo francés, mientras que Luxemburgo obtendría alrededor de un 1,4 por ciento del banco.

Estos dos diarios aseguran también que la cotización de Fortis en bolsa se suspenderá mañana con toda probabilidad.

El acuerdo cerrado hoy se materializará en dos fases, en una primera los Estados, que tienen desde el pasado fin de semana el 49 por ciento de los títulos de Fortis banca, adquirirán el 51 por ciento restante, que en el caso de Bélgica tiene un valor de unos 5.000 millones de euros, según "L'Echo".

A continuación, las autoridades venderán a BNP las partes acordadas por cada uno de ellos (el 75 por ciento en Bélgica y el 67 en Luxemburgo) a cambio de acciones en la entidad francesa (el 10 por ciento del capital para Bélgica y el 1,4 por ciento para Luxemburgo).

Además, BNP Paribas se hará con la división de seguros de Fortis en Bélgica y con su cartera de inversiones, así como con los negocios de banca que la entidad tiene en Turquía y Polonia.

Así, Fortis Holding sólo conservaría su división de seguros internacional Fortis Insurance International.

Según "Le Soir", las actividades de crédito "contaminadas" de Fortis serán transferidas a una nueva estructura en la que el Estado belga tendrá entre el 20 y el 30 por ciento del capital, BNP Paribas el 10 por ciento y Fortis Holding el resto.

El pasado viernes, el Gobierno holandés anunció la nacionalización total de Fortis (banca y seguros, incluidos los activos de ABN Amro) en el país, después de acordar con Bélgica y Luxemburgo la división del grupo.

Con esa decisión y con la de hoy pierde todo su valor el pacto que hace una semana alcanzaron los tres países del Benelux para inyectar 11.200 millones de euros en la entidad a cambio del 49 por ciento de sus activos bancarios en cada uno de los Estados.

Los problemas de Fortis comenzaron el año pasado, con el estallido de la crisis de las hipotecas de "alto riesgo", poco después de culminar la operación de compra de ABN junto a RBS y Santander.

La necesidad de liquidez para pagar su parte, en un contexto de desconfianza creciente en los mercados, le llevó a acometer en junio pasado una ampliación de capital, una decisión que fue mal recibida por los mercados y que le costó el puesto al entonces consejero delegado, Jean-Paul Votron.

Su sucesor, Herman Verwilst, duró en el cargo menos de tres meses, pues fue cesado el viernes pasado, en medio de rumores sobre la solidez financiera de Fortis y con los títulos de la entidad en caída libre.