Lunes, 6 de Octubre de 2008

"Quiero que me devuelvan mi país"

Bruce Springsteen toca ante 50.000 personas en Filadelfia en apoyo de Barack Obama

I.S.U. ·06/10/2008 - 08:00h

ap - Springsteen se presentó con una guitarra y una armónica ante decenas de miles de personas.

Hace cuatro años, Bruce Springsteen y otros artistas se lanzaron a la carretera para apoyar la campaña del demócrata John Kerry. Fracasaron, o al menos no pudieron evitar la victoria de George Bush, pero algunos han decidido volver a intentarlo.

Springsteen compareció este sábado en Filadelfia para actuar durante 40 minutos en un mitin que tenía como objetivo movilizar a los partidarios de Barack Obama y convencerlos de que es imprescindible registrarse para poder votar en las elecciones del 4 de noviembre. Pensilvania es uno de los estados considerados claves en el duelo entre Obama y McCain.

50.000 personas asistieron al concierto. Para la campaña de Obama, lo más importante es que 21.000 personas se alistaron como voluntarios.

Springsteen, que tocó ayer en Ohio y que hoy lo hará en Michigan, hizo una pausa en la actuación para dirigirse a los congregados y pedir el voto para Obama. En su intervención, recordó a todos aquellos compatriotas para los que lo que llamó "la promesa de América" no se ha cumplido.

"Han saqueado nuestra casa de los sueños y la han dejado en un terrible estado de desorden. Necesita que cuiden de ella, necesita que se ahorre, necesita que la defiendan frente a los que la venderían a cambio de algo de luz y unos pocos dólares", dijo el cantante.

Eventos por todo el país 

Actos como el de Filadelfia, con o sin artistas, se han repetido por todo el país. La campaña de Obama ha hecho un esfuerzo especial por conseguir la participación de los jóvenes que tienen ahora la primera oportunidad de votar.

Esos jóvenes, por ejemplo, son la razón de que Obama tenga serias posibilidades de vencer en un Estado tan conservador como Virginia. En ese Estado, 285.000 personas se han registrado para votar por primera vez en unas elecciones. Un 42% de ellos tiene entre 17 y 25 años, una franja de edad que suele votar a los demócratas.

Según un sondeo de la NBC, un 61% de los primeros votantes (jóvenes o gente que no votó en 2004) apoya a Obama.

Sin embargo, los datos no garantizan una victoria de Obama. La campaña deberá convencer a esos jóvenes que tienen que votar, algo que muchas veces olvidan. Muy diferente es el caso de los jubilados, que suelen tener un porcentaje de participación mucho mayor.