Domingo, 5 de Octubre de 2008

Rajoy inquieta a los suyos al demorar la elección del candidato para Europa

Mayor Oreja espera una llamada del líder del PP para que le desvele los planes que le aguardan en el futuro

MARÍA JESÚS GÜEMES ·05/10/2008 - 18:56h

Las elecciones europeas en España serán el próximo 7 de junio. En el PP mantienen que "no hay prisa" por desvelar a su candidato, pero en las filas conservadoras cunde la intranquilidad y se desatan los rumores. Quieren un nombre.

Son varios los responsables del PP que apuestan por la continuidad de Jaime Mayor Oreja. Del actual portavoz del PP en Europa, sus compañeros resaltan su experiencia en la política comunitaria y el hecho de que es el presidente de European Ideas Network, el think tank del PPE. En su contra se recuerda que su nombre fue uno de los que saltó a la palestra cuando, tras la derrota electoral, estalló la guerra interna en el PP. Todavía hay quien cree que estuvo detrás de la marcha de María San Gil. Para estos, sería darle alas al sector crítico. Para otros, la manera de aplacarlo definitivamente y demostrar que "hay dos sensibilidades en el partido que pueden convivir sin problemas".

Mayor Oreja y Rajoy tienen una conversación pendiente desde el 9-M. Aunque todo apunta a que se celebrará en breve, la experiencia de lo que ocurrió en el 2004 hace que algunos lo pongan en duda. Creen que el líder del PP hará como entonces, cuando esperó hasta el último momento para comunicar a Mayor que era el candidato. Su nombre llevaba meses circulando cuando, harto de especulaciones, dijo que no era cabeza de lista porque nadie se lo había pedido. Rajoy le llamó inmediatamente, pero el dirigente vasco salió de la reunión sin saber si era el elegido. No fue hasta la recepción de la apertura de la legislatura, en el Congreso, cuando tuvo constancia de ello. Si ahora ocurre lo mismo, al candidato le tocará esperar. Por el momento, cada vez que preguntan a Mayor, recurre al formalismo de que está "al servicio del partido".

El silencio del líder

En el PP algunos piensan que no puede ser él de ninguna forma porque a Rajoy no le costaría nada ratificarlo. "Cada vez que le preguntan por este asunto, se queda en silencio. ¿Eso no es peor?", se cuestiona un diputado. Creen que el presidente del PP lo está meditando demasiado y que si es fiel al estilo que impuso en el Congreso de Valencia se inclinará por "la renovación frente al clasicismo".

En el PP temen que el partido de Rosa Díez les robe votos

El nombre de Alberto Ruiz-Gallardón también está en las quinielas. Muchos han pensado que, con su figura, la victoria estaría asegurada porque es "un gran cartel". Ser eurodiputado no es incompatible con la alcaldía, pero la mayoría de sus compañeros advierten que son dos tareas que no se pueden compatibilizar. "Se vería obligado a renunciar al Ayuntamiento", explican desde del PP. "Aquí tienes que venir al menos dos días a la semana y luego la del pleno de lunes a jueves", cuentan desde Bruselas. Para los que rodean al regidor sería "una buena plataforma para vender Madrid olímpico". Los que recelan de él lo ven como "toda una rampa de lanzamiento" para las generales.

Pero siempre puede haber un "tapado" o "tapada", ahora que Rajoy apuesta por las mujeres en puestos de responsabilidad. Así, más de uno ha pensado en la ex presidenta del PP vasco. Creen que sería perfecto porque a Mayor no le dolería el reemplazo y serviría para desarmar a Unión Progreso y Democracia (UPyD). En el PP temen que el partido de Rosa Díez les robe votos con su fichaje estrella, Francisco Sosa Wagner, catedrático de Derecho en la Universidad de León y el profesor que le puso sobresaliente cum laude a la tesina de un estudiante llamado José Luis Rodríguez Zapatero. Pero entre las estrategias que se bajaran, la opción San Gil parece difícil porque ella prefiere mantenerse alejada, de momento, de la primera línea política.

Hay otras caras, pero en el PP consideran que mientras unas no tienen peso, a otras les falta ser conocidas. Para un miembro del Comité Ejecutivo Nacional, si al final se opta por un desconocido, cuanto más tiempo pase peor porque debería ponerse en campaña cuanto antes. Por eso se descarta esta opción. En la lista se prevé la entrada del ex ministro Miguel Arias Cañete o la del líder del PP de Asturias, Ovidio Sánchez. Habrá que fichar a más mujeres para paliar la salida de Luisa Fernanda Rudi o Ana Mato. Creen que Luis Herrero no repetirá, que Fernando Fernández se jubilará y que Alejo Vidal-Quadras o Gerardo Galeote no tendrán problemas para seguir.

Los conservadores son optimistas: en circunstancias muy adversas, después del 11-M y tras perder las elecciones, lograron –con 24 diputados– un empate técnico con el PSOE. El PP considera que, con la crisis económica, el PSOE lo va a tener más complicado y que, por ello, ya ha activado el rodaje de Juan Fernando López Aguilar como cabeza de lista a Estrasburgo. Teniendo en cuenta que puede participar sólo un tercio del censo y que tras el Tratado de Niza a España le corresponderán 50 diputados, el PP aventura una diferencia mínima. Si con todas, se estrellara, el liderazgo de Rajoy se vería seriamente resentido.

Noticias Relacionadas