Sábado, 4 de Octubre de 2008

Chaves culpa de la crisis a la derecha de Bush y Aznar

El PSOE no tiene nada que ver con las ‘subprime’, dice el dirigente del PSOE

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·04/10/2008 - 19:53h

La crisis bancaria en Estados Unidos y el plan de rescate subsiguiente, que ha supuesto un palo para los dogmas ultraliberales, están dando pruebas de su capacidad para excitar un renovado orgullo socialdemócrata. Manuel Chaves, secretario general del PSOE andaluz, hizo este sábado exhibición del mismo en una intervención pública inusualmente cargada de ideología en la que culpó de la crisis a "la concepción del mundo de la derecha", un cajón de sastre en el que incluyó a George W. Bush y su corte de halcones neocon, pero también a José María Aznar y al laboratorio de ideas que preside, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES). Estas reflexiones, dijo, "no son una excusa, sino algo objetivo".  

"No es una excusa, es algo objetivo", dijo Chaves 

Mientras Mariano Rajoy y Javier Arenas cargaban sin piedad contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por la crisis, Chaves respondía al contraataque llevando la cuestión a la guerra de ideas. "El PSOE no tiene nada que ver con las hipotecas subprime, ni con las crisis de Estados Unidos, ni con la quiebra de las aseguradoras, ni con el alza del precio del petróleo. Algo tendrán que ver con esto los que nos llevaron a una guerra injusta en Irak", afirmó en la inauguración del IX Congreso Regional de las Juventudes Socialistas de Andalucía. Ante audiencia propicia por juvenil, el también presidente andaluz apeló a la "otra globalización", la que puede “asentarse en las bases de la izquierda”.

"La globalización tiene que ser gobernada, y no quedar dependiente de las grandes multinacionales. Frente a la crisis no nos podemos resignar. No podemos huir de los problemas. Hay que coger el toro por los cuernos", continuó Chaves, que, en el ámbito puramente doméstico, lleva toda la semana afrontando las críticas del PP por el aumento del paro en Andalucía y por lo que los conservadores consideran un escaso peso de la comunidad en los presupuestos. Antonio Sanz, número dos del PP andaluz, llegó este sábado a acusar a Zapatero de haber "robado" a los andaluces 700 millones.

Propuestas rigurosas

En este contexto de dureza retórica alrededor de la economía, un tenso debate que en Andalucía se entremezcla con el de la financiación autonómica y la deuda histórica, Chaves también prodigó mensajes dirigidos a la formación conservadora, con el argumento de que sus críticas ayudan poco a resolver los problemas. "[La postura del PP] es una irresponsabilidad. Esperamos propuestas serias, rigurosas y concretas del PP”, añadió, solicitando al partido que lidera Rajoy "un esfuerzo de reflexión para sumar y no restar".

Noticias Relacionadas