Sábado, 4 de Octubre de 2008

Reforzar la relación con Iberoamérica y EEUU, metas presupuestarias para 2009

EFE ·04/10/2008 - 15:10h

EFE - El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos (d), junto a su esposa, Dominique Maunac, y al presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, en la plaza del Obradoiro antes de la clausura del Foro Hispano-Japonés, hoy en Santiago de Compostela.

Intensificar la relación con Iberoamérica y Estados Unidos es uno de los grandes objetivos del presupuesto del Ministerio español de Asuntos Exteriores para el próximo año, que también tiene como retos los preparativos de la presidencia de la UE en 2010 y la modernización del servicio consular.

El departamento que dirige Miguel Ángel Moratinos es uno de los que ve recortadas sus cuentas respecto al presente ejercicio en un 0,2 por ciento, con un montante inicial de 1.739,41 millones de euros (algo más de 2.400 millones de dólares).

No obstante, la política exterior del Gobierno en términos globales, que incluye la cooperación, ve aumentados sus recursos en 207,64 millones de euros en relación con 2008, hasta alcanzar los 3.676,13 millones (5.083 millones de dólares).

La intención del Gobierno es potenciar sus vínculos con todas las áreas geográficas, aunque hace especial hincapié en Iberoamérica, según expone en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año.

Exteriores, a través de su Secretaría de Estado para Iberoamérica, aboga por una relación "multidimensional, autónoma e intensa" y por que España participe en el "proceso de recuperación" del protagonismo que le corresponde a esta región en la escena internacional.

Para lograr este fin, el texto cita, entre otros puntos, "la recuperación de la interlocución con el régimen cubano, sin abandonar la relación con la disidencia y el exilio".

En cuanto a Estados Unidos, Exteriores considera que las relaciones "deben intensificarse", en especial en áreas como la lucha contra el terrorismo internacional y defensa.

También habla de colaborar en "acciones y gestiones de interés común" en diversas zonas y potenciar el acercamiento de la sociedad civil y las relaciones con la comunidad hispana en EEUU, con el diseño de una página web específica, entre otras medidas.

La política hacia África cobra especial relieve con el horizonte del nuevo Plan para la zona (2009-2011) y el desarrollo de la acción de control de flujos migratorios, además de una mayor implicación en la prevención de conflictos.

Otros objetivos para 2009 son potenciar la relación con Rusia, abrir vías de cooperación con los países de la antigua Unión Soviética, estabilizar los Balcanes y seguir apostando por la paz en Oriente Medio y el desarrollo del Mediterráneo.

Sobre Asia y Pacífico, el Gobierno se propone impulsar las visitas de alto nivel, un mayor despliegue diplomático, sobre todo en China y Extremo Oriente, y apoyar la inversión de las empresas españolas.

Se fija además como meta sentar las bases para penetrar en los mercados australiano y coreano e, incluso, establecer relaciones diplomáticas con Bután y Kiribati.

La atención a los españoles en el exterior es otro de los capítulos relevantes, debido al amplio volumen de solicitudes de nacionalidad que se prevé con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica para hijos y nietos de españoles exiliados.