Sábado, 4 de Octubre de 2008

Detenido en Valencia un empresario por la trama de corrupción en Palma

EFE ·04/10/2008 - 14:06h

EFE - El ex director de Promoción Industrial, Kurt Viaene.

La Policía ha detenido en Valencia al empresario Francisco G.C. por su presunta implicación en la trama de corrupción en el Consorcio para el Desarrollo Económico de Baleares (CDEIB), por la que ya han sido detenidos la ex gerente del organismo, Antònia Ordinas, y el ex director general de Promoción Industrial, Kurt Viaene.

Según han confirmado a Efe fuentes de la investigación, Francisco G. C. es el administrador de la empresa valenciana NTC Consultores, que habría tenido algún tipo de relación comercial con el ex director general de Promoción Industrial, Kurt Viaene, actualmente en situación de detención judicial durante 72 horas.

La detención se produjo ayer como consecuencia de la puesta en marcha, a principios de esta semana, de la llamada "operación Scala", que se ha saldado, por ahora, con la detención de trece personas, entre ellas las dos principales imputadas, la ex gerente del CDEIB Antònia Ordinas, y su mujer, la soprano Isabel Rosselló, ambas en la cárcel de Palma desde el pasado jueves.

El resto de detenidos, con excepción de Viaene y del empresario valenciano Francisco C, han sido puestos en libertad con cargos por el juez, que les imputaba los delitos de malversación, defraudación a la Administración y falsedad documental.

La Fiscalía Anticorrupción de Baleares, el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional e inspectores de la Agencia Tributaria investigan si Antònia Ordinas, con la colaboración de su esposa, recibía comisiones de los empresarios detenidos a cambio de contratos con el CDEIB.

Además, tras una denuncia del actual Govern de Baleares, presidido por el socialista Francesc Antich, una auditoría reveló el pasado mes de abril gastos sin justificar en el CDEIB superiores a los 200.000 euros, de los cuales 18.000 fueron devueltos por Kurt Viaene.

La "operación Scala" es investigada por la jueza del Juzgado de Instrucción 4 de Palma, Piedad Marín, que ha decretado el secreto del sumario.