Sábado, 4 de Octubre de 2008

"¡A Tiros!", la fórmula de un "segurata" psicótico para montar un musical

EFE ·04/10/2008 - 13:00h

EFE - La actriz Antonia Sanjuán.

El próximo jueves llega al Teatro Arlequín de Madrid ¡A Tiros!, una comedia dirigida por Antonia San Juan en la que Luis Miguel Seguí interpreta a un "guardia jurado psicótico y asesino" que cuenta, en un monólogo, su ilusión de montar un musical "a lo grande", ha explicado el actor.

Durante ocho semanas, Luis Miguel Seguí avanzará, "en un tono de mucha comedia", a través de los cinco textos creados para la obra. Las piezas de David Marqués, Félix Sabroso, Enrique Gallego, Antonia San Juan y el propio Seguí, se unirán para dar vida a un "segurata" que fracasa continuamente como creador de espectáculos.

"El personaje está llevado de un modo exagerado", afirma el actor, quien se lo pasa "en grande" encarnando al guardia jurado sobre los escenarios. "Es tan bueno y me lo paso tan bien que hay momentos en los que me entra la risa y tengo que pararme o saltarme partes", confiesa Seguí sobre su interpretación.

A Seguí, su guardia jurado le recuerda a Torrente

Para el actor, conocido por su papel de Leo en la serie de televisión La que se avecina, el protagonista de ¡A Tiros! es un personaje "tan desequilibrado y tan loco que a la gente le hace mucha gracia".

A Seguí, su guardia jurado le recuerda, en ocasiones, a Torrente. "Hay una escena en la que cuenta lo peligroso que es proteger un parking y que le pone la pipa en la sien a cada persona que se olvida de enseñar el ticket cuando pasa", revela, entre risas, el actor.

Este undécimo trabajo de Antonia San Juan como directora llega a Madrid después de visitar "con mucho éxito" teatros de Ávila, Badajoz, Valencia, Alicante, Murcia y Canarias, señala Luis Miguel Seguí.

¡A tiros! supone una nueva colaboración entre San Juan y Seguí, que se unieron hace varios años para formar Trece Producciones, una compañía con la que ya han presentado Otras mujeres, Las que faltaban, El veneno del teatro y Hombres... Y alguna que otra mujer.