Sábado, 4 de Octubre de 2008

Rice llega a Delhi con el objetivo de avanzar en las relaciones económica y militar

EFE ·04/10/2008 - 08:32h

EFE - La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice.

La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, llegó hoy a la India con el objetivo de avanzar en las relaciones bilaterales con este país en áreas como la cooperación económica y militar.

Rice, que se entrevista hoy con el primer ministro indio, Manmohan Singh, y con el titular de Exteriores, Pranab Mukherjee, visita la India dos días después de que el Senado estadounidense ratificara un acuerdo de cooperación nuclear civil con este país.

El acuerdo, pactado en julio de 2007, pone fin al aislamiento nuclear al que EEUU sometió a la India en la década de 1970, cuando el país asiático efectuó su primera prueba nuclear, que le llevó dos décadas y media después a desarrollar el arma atómica.

En declaraciones a bordo del avión que la trasladó a Delhi, recogidas en la página web del Departamento de Estado de EEUU, Rice destacó el "paso estratégico" que ha dado su país y que permitirá a la India "integrarse en una industria global que es mayor que los reactores nucleares" que planea construir.

Aunque la India, según fuentes oficiosas citadas por sus agencias, aún confía en que el pacto nuclear quede definitivamente firmado durante la visita de hoy, Rice dijo que quedan "muchos detalles administrativos que tienen que solucionarse" para que ello sea posible.

La secretaria de Estado pidió, no obstante, ir más allá del acuerdo nuclear y tratar con sus interlocutores indios "los próximos pasos en las relaciones EEUU-la India".

"Es hora de dejar el acuerdo histórico, digamos que eso ya está hecho, y avanzar en qué más podemos hacer, porque tenemos una relación muy amplia", dijo.

Tras insistir en que el pacto nuclear "elimina, para la India, la barrera para la integración total en una amplia gama de tecnologías", añadió que EEUU espera ahora que "florezcan las relaciones económicas, de defensa, un amplio abanico de relaciones, incluidas las de negocios" con este país.

"Las compañías norteamericanas piden una oportunidad para demostrar su capacidad", abundó, para admitir que EEUU y la India "están en este momento discutiendo sobre ventas militares".

Uno de los contratos en los que las compañías estadounidenses han puesto sus ojos es en la renovación de la flota, ahora de fabricación rusa, de las Fuerzas Aéreas indias, con la compra de 126 nuevos aviones de combate y una inversión prevista de 10.000 millones de dólares.

En la subasta por este contrato, el mayor de la Historia de las Fuerzas Armadas indias, compiten el consorcio europeo EADS y también fabricantes rusos, que hasta ahora habían sido los principales suministradores de armamento para la India.

Tras el acuerdo nuclear con EEUU, la India ha conseguido el acceso al mercado internacional de combustible y componentes, como se encargó de recordar Rice, sin sumarse al Tratado de No Proliferación nuclear ni al que prohíbe las pruebas atómicas.

El Gobierno de Delhi sólo se comprometió a mantener su actual moratoria de pruebas nucleares, además de aceptar inspecciones del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica).