Lunes, 12 de Noviembre de 2007

González estalla la Copa Masters al vencer a Federer

EFE ·12/11/2007 - 11:36h

EFE - El español David Ferrer devuelve la bola al serbio Novak Djokovic, número tres del mundo, en el partido de primera ronda de la Copa Masters de tenis de Shanghai, en China, ayer.

El chileno Fernando González hizo temblar los cimientos del estadio Qi Zhong al vencer a Roger Federer por primera vez en su carrera, y destrozar el récord del suizo en la Copa Masters de 15 victorias consecutivas, al vencerle hoy por 4-6, 7-6 (1) y 7-5.

Federer, tres veces campeón de este torneo, sucumbió ante la mayor decisión, ilusión y empuje de "Feyna", que de esta forma se tomó cumplida venganza de la final del Abierto de Australia este año, donde el helvético le fulminó en tres sets.

Animado por sus incondicionales seguidores y compatriotas, que se dejaron la garganta en el estadio Qi Zhong gritando ¡Chile, Chile, Chile!, y por la presencia de sus padres Patricia y Fernando en las gradas, González logró lo que había perseguido con saña desde que se midió por primera vez contra Federer en el Masters Series del 2004. Desde entonces hasta hoy, en diez enfrentamientos, solo había logrado ganar dos sets al helvético.

"Estaba un poco nervioso, iba abajo en el marcador, pero no tenía nada que perder y tras calmarme, todo ha funcionado", dijo González eufórico en la pista, tras hacer realidad un sueño.

Federer ganó el primer set casi sin despeinarse, pero en el segundo González ya exhibió las maneras para ganarle, y tras una hora y 27 minutos dispuso de los dos primeros puntos de ruptura sobre el suizo que hasta entonces había estado soberbio.

Su tremenda derecha y sobre todo un formidable servicio en el desempate, hicieron que González se escapara en este juego corto, sobre todo tras ganar el tercer punto de este mini parcial, cuando intuyó un remate de Federer y colocó, con mucha fortuna, un globo inalcanzable. Luego, marcó un 6-0 suficiente para ganar por 7-1, después.

En el tercero González tuvo que borrar la sonrisa de su cara pues pasó momentos de verdadero apuro con su servicio en el segundo, cuarto y octavo juego, pero su moral estaba lo suficientemente reforzada para tutear a Federer y hacerle pensar, e incluso dudar.

Una ruptura en el undécimo juego del tercer parcial hizo que el discípulo de Larry Stefanski viera cercana esa victoria tan soñada. Pese a todo cometió una doble falta, con 40-0, pero luego Federer envió una derecha fuera y el chileno lograba la gloria, tras dos horas y siete minutos, para imponerse y situarse líder del Grupo Rojo, por número de juegos ganados, donde hoy el estadounidense Andy Roddick se impuso al ruso Nikolay Davydenko, por 6-3, 4-6 y 6-2.

La derrota no supone la eliminación de Federer, pero sí complica la vida al suizo, que tendrá que ganar ahora sus dos partidos, aunque su marcador ante Roddick (14-1) y Davydenko (10-0) le favorecen de sobra.

Para Andy Roddick superar a Nikolay Davydenko por quinta vez en su carrera fue hoy algo más complicado, quizás porque el ruso puso todo su empeño en demostrar sobre la pista que la sanción de 2.000 dólares que recibió por parte de la ATP en el torneo de San Petersburgo, por no esforzarse lo suficiente, y las acusaciones recibidas en París-Bercy sobre su falta de combatividad no tienen fundamento.

Davydenko luchó desde el fondo, subió a la red y tuvo arrestos suficientes como para acallar a Roddick cuando el de Nebraska le rompió el servicio en el séptimo juego del segundo set, y levantó todo ufano el brazo y el dedo índice sintiéndose ya ganador. Nikolay, no solo le devolvió la moneda en el juego siguiente, sino que ganó dos mas para nivelar el partido.

El duelo había comenzado con superioridad del americano, porque el saque del ruso no pasaba de los 170 kilómetros por hora, pero en el momento en el que Davydenko calentó el hombro, cambió radicalmente.

Pese a todo su esfuerzo, Roddick fue superior al ruso, y eso que tenía dos inconvenientes de su lado: la ausencia de su entrenador Jimmy Connors, que este año no le ha acompañado a Shanghai, pero con el que confirmó que seguirá trabajando en el 2008, y la falta de partidos y rodaje consiguiente desde que se lesionó a finales de septiembre en la rodilla durante las semifinales de Copa Davis contra Suecia.

Desde entonces Roddick solo ha jugado un partido, en Lyon, donde perdió contra el francés Fabrice Santoro en primera ronda, para borrarse de la lista después en los Masters Series de Madrid y París Bercy.

El brazo de Roddick se mantuvo fuerte, y llegó a servir a 224 kilómetros por hora, pese a que solo conectó nueve "aces", pero su fuerza le disparó en el tercer set. También se mostró nervioso en la pista, con ansiedad, lanzando su raqueta contra el suelo varias veces disgustado con su errores no forzados. Quizás porque quería probarse así mismo para el duelo del contra Federer, ante quien dispuso de tres bolas de partido el año pasado aquí.