Archivo de Público
Lunes, 12 de Noviembre de 2007

Donadoni estalla contra la violencia, dice "basta" y pide menos hipocresía

EFE ·12/11/2007 - 13:24h

EFE - Detalle del estado de la entrada del palacio Coni, cerca del estadio Olímpico de Roma, después de que hooligans atacaran a policías de la ciudad donde se disputaba el partido de la Liga A entre los equipos de Roma y Cagliari y que fuera cancelado por la muerte de un aficionado del Lazio.

Roberto Donadoni, seleccionador nacional italiano de fútbol, que ha empezado hoy a preparar los próximos compromisos europeos ante Escocia e Islas Feroe con el pase a la Eurocopa'08 en juego, ha estallado contra la violencia desatada ayer en el "calcio", diciendo "basta" y pidiendo "menos hipocresía".

"Lo acontecido ayer en Bérgamo (suspensión por los ultras del Atalanta-Milán) y después en Roma (guerrilla urbana) es de auténtica locura. Es de las veces que te viene la náusea hasta la garganta y tienes ganas de sacarla", ha dicho Donadoni, en el Centro Técnico Federativo de Coverciano (Florencia).

El seleccionador italiano, asimismo, considera que los integrantes del fútbol son "prisioneros de esta violencia, pero no se puede ser esclavos de esa forma".

"Todos son buenos a la hora de emitir juicios, de decir lo que se debe o no hacer, una vez acontecido los hechos, pero antes hacemos poco por mejorar. Debemos decir todos 'basta' y ser un poco menos hipócritas. Si continuamos como hasta ahora, quedará poco", añadió Donadoni.

El técnico, sobre la posibilidad de parar el campeonato ante los graves incidentes causados ayer por los "ultras" tras la muerte de un aficionado lacial, dijo: "Si fuese tan fácil eliminar el problema de esa forma, yo firmaría inmediatamente para ello, incluso para un parón de tres meses".

"¿Pero estamos seguros de que esa es la solución? Lo que paso ayer te quita entusiasmo y fuerza. Pero hay que reaccionar. Si, en cambio, pensamos que basta con pararse, entonces somos unos ilusos", apuntó.

Donadoni, además, indica: "He visto las imágenes de Bérgamo, de esos aficionados que rompían las vallas para interrumpir un partido y, después, se hacían fotografías como si fuese un trofeo. Es la señal de los valores que tienen ciertas personas. Y esto, a su manera, es también una tragedia".

Para el delantero milanista Alberto Gilardino, presente en la convocatoria, con lo de ayer "se ha alcanzado el límite": "La presente semana llega tras un domingo donde se ha llegado al límite. Todos debemos sentirnos un poco derrotados por lo acontecido y nuevamente se han perdido los valores".