Sábado, 4 de Octubre de 2008

Madrid se enfunda los pantalones pitillo para recibir a Tequila tras 25 años

En su concierto en La Riviera, demostraron ser capaces de despertar el furor más ochentero entre un público muy heterogéneo

EFE ·04/10/2008 - 03:04h

Madrid se enfundó hoy los pantalones pitillo para recibir en la sala La Riviera a Tequila que, tras estar 25 años separados, demostraron ser capaces de despertar el furor más ochentero entre un público muy heterogéneo.

El grupo liderado por los argentinos Alejo Stivel y Ariel Rot logró conquistar, a lo largo de sus casi dos horas de concierto, a un auditorio que lo mismo rondaba los 50 años, que la veintena.

Aunque los protagonistas indiscutibles de la noche fueron los treinteañeros, de todos los estilos y tendencias, desde los mods más estrambóticos, hasta los rockeros de look más clásico.

Poco antes de las diez de la noche, el cantante Alejo Stivel, ataviado con zapatos de charol, americana de plástico y sombrero, arrancó con el mítico tema "Rock & Roll en la plaza del pueblo", aunque el público no parecía aún lo suficientemente despierto.

Hasta tres canciones esperó Stivel para dirigirse a los madrileños con pose chulesca y un "¡Madrid!, Cuánto tiempo, ¿no?".

La banda -formada además por Josu García a la guitarra, Mac Hernandez en el bajo, Dani Griffin en la batería, y Mauro Mietta al teclado- interpretaron todas sus canciones más célebres.

Tequila hizo sonar desde los ritmos más legendarios y puramente rockandrolleros en "Matrícula de Honor", hasta las notas africanas del reaggea en "El Barco" o los acordes que recuerdan a Los Rodríguez -la banda de Andrés Calamaro y Ariel Rot- en "Mr. Jones".

Quisieron rendir también un homenaje a la música disco con su tema "Quiero besarte", que la gente comenzó a cantar "a capela" antes de que empezasen a tocarlo.

Uno de los momentos estelares fue el ecuador del concierto, cuando el grupo se ganó los aplausos de los oyentes durante la canción "Ring, Ring". Aquí tanto las admiradoras más veteranas como las más jovencitas se agolparon decididas hacia el lado del escenario donde estaba Rot con su guitarra prodigiosa.

Tequila contaron con la colaboración del cantante de M-Clan, Carlos Tarque, para el tema "Las cosas que pasan hoy", y estuvieron acompañados por dos invitados de lujo, Rubén y Leyva del grupo Pereza, en "Rock ascensor" y "Que el tiempo no te cambie".

Aunque la mayor ovación fue para Ariel Rot, cuando hacía gala de los acordes más cañeros de todo el concierto en "Sábado a la noche", una canción que dedicó a los hijos de Julián Infante -el ex guitarrista de Tequila y Los Rodríguez que murió a causa del sida-, y que según dijo el argentino acudieron hoy al concierto.

Con "Salta", una de sus canciones más tarareadas, la banda de Ariel Rot y Alejo Stivel, quien tuvo una pierna sobre el altavoz marcando constantemente el ritmo, cerró definitivamente su actuación. Rot se despidió al decir: "Gracias amigos, nos vemos dentro de 25 años tal vez".

Sin embargo, no fue un adiós sino más bien un hasta luego, ya que mañana Tequila volverán al escenario de La Rivera para ofrecer el concierto que tenían programado desde un principio y del que se vendieron todas las entradas, motivo por el que decidieron organizar otra actuación para hoy.