Sábado, 4 de Octubre de 2008

Toque de dos orillas

Encaramado en lo alto de la tabla, el Villarreal recibe al Betis (20.00 h., La Sexta) sin asomo de euforia. Pellegrini desvela el rédito de mezclar el estilo de juego europeo y suramericano 

 

ALBERTO CABELLO ·04/10/2008 - 08:00h

efe - Senna, el pasado martes ante el Celtic en partido de Champions.

Fútbol de ida y vuelta, como los cantes, que aprovecha las mejores características del juego suramericano y europeo. Maridaje (como gusta decir ahora) entre dos estilos. Así se muestra el Villarreal en el campo, así le gusta definir a Manuel Pellegrini la forma en la que su equipo se desenvuelve. "Tenemos una mezcla de juventud y veteranía, de europeos y suramericanos. Tal unión nos convierte en un buen equipo", admite el entrenador de los amarillos.

Fútbol-fusión. La mitad de la plantilla se formó como futbolista al otro lado del charco, la otra se acunó en el estilo europeo. "Pellegrini tiene muy claro nuestro estilo de juego. Sabemos que a los suramericanos les gusta jugar con el balón en el pie, con pases cortos y mucho movimiento. Al observar nuestro fútbol, esa influencia es evidente", apunta el francés Robert Pires.

La virtud de lo sencillo

El ecléctico Marcos Senna representa la simbiosis de un Villarreal, invencible en los últimos trece partidos que ha disputado y colíder en la Liga BBVA. Aprendió a jugar descalzo el fútbol pausado y con saudade de Brasil, y llegó a Europa, a un juego un punto más rápido, que frecuenta más el desplazamiento en largo. "Prefiero el toque rápido; lo más difícil en el fútbol es hacerlo sencillo y eso es lo que yo intento hacer", contaba hace unos días el medio a un diario escocés.

Las sensaciones que transmite el Villarreal en el inicio de la competición son óptimas. El equipo digiere sin problemas las rotaciones y da la talla, ya sea en Manchester o en Gijón. "Nunca había jugado en un equipo que manejara la pelota con tanta calidad. De mitad de cancha hacia delante, hay mucho nivel. Eso da muchas variantes y muchas posibilidades", dice el recién llegado Ariel Ibagaza.