Viernes, 3 de Octubre de 2008

Interior califica de "justa" la demanda salarial de la Policía

Así consta en un documento entregado a los sindicatos para poner fin a la ‘huelga de celo’

ÓSCAR LÓPEZ FONSECA ·03/10/2008 - 21:31h

“Justa”. Así califica el Ministerio del Interior la demanda de equiparación salarial con las Policías autonómicas que hacen los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y por la que desde hace más de tres meses estos mantienen una huelga de celo. Y lo hace por escrito en el último documento de negociación entregado a los representantes sindicales, en el transcurso de las tensas reuniones que intentan resolver un conflicto que amenaza con enquistarse.

Dicho documento, al que ha tenido acceso Público, cuenta con tres folios y es el borrador de una hipotética declaración conjunta de Interior y las organizaciones sindicales con el que se pondría punto final al conflicto colectivo declarado por los representantes de los agentes, a finales del pasado mes de junio. Es, además, el tercero que el departamento de Alfredo Pérez Rubalcaba elabora durante el conflicto.

“Inviable” en estos momentos

En el mismo, y pese a reconocer como “justa” la reclamación, Interior asegura que es “inviable” afrontar una negociación salarial “en la actual situación económica del país” y sugiere aplazarla hasta que “las circunstancias económicas lo permitan”. Por ello, el texto fue rechazado de plano por los sindicatos en la reunión que éstos mantuvieron con el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Velázquez, el pasado 23 de septiembre.

No es este, sin embargo, el único punto del documento que ha provocado malestar entre los representantes de los policías. Según fuentes sindicales, el Ministerio incluyó en el documento un párrafo con el que pretendía que las organizaciones sindicales dieran su conformidad al borrador de la Ley de Régimen Disciplinario, a lo que estos se negaron si no se modifican antes algunos de sus artículos. En su lugar, los representantes de los policías exigieron que se incluyera un párrafo por el que se levantasen las sanciones a los policías a los que se les ha suspendido de empleo y sueldo durante las recientes protestas. Interior se negó.

En ese momento, según confirmaron a este diario varios de los asistentes, Francisco Velázquez y su equipo amenazaron veladamente a los sindicalistas con no volver a sentarse a negociar si, finalmente, mantenían la convocatoria de una manifestación en Madrid para el próximo 18 de octubre. Los sindicatos aseguran que ésta ya no tiene marcha atrás e, incluso, reconocen que si Interior sigue negándose a dialogar convocarán nuevas movilizaciones, “la próxima con los agentes que la encabecen vestidos de uniforme”.

Fuentes de Interior declinaron dar su versión sobre el estado de las negociaciones o el desarrollo de las mismas.