Viernes, 3 de Octubre de 2008

Martinsa perdió 174,8 millones hasta junio por la refinanciación de su deuda

EFE ·03/10/2008 - 20:13h

EFE - El presidente de Martinsa-Fadesa, Fernando Martín. La empresa ha anunciado hoy pérdidas de 174,8 millones hasta junio.

Martinsa-Fadesa registró 174,8 millones de euros de pérdidas en el primer semestre del año, frente a un beneficio proforma de 456,2 millones del mismo periodo de 2007, resultado que se ha visto afectado por el dilatado proceso de refinanciación de su deuda.

En los resultados remitidos hoy por Martinsa-Fadesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía que preside Fernando Martín explicó que la citada refinanciación ha dificultado el cierre de acuerdos corporativos de venta de suelos, paquetes de viviendas y el lanzamiento de nuevos productos.

No obstante, también ha influido en las cuentas de la inmobiliaria el endurecimiento de las condiciones de financiación, así como el mayor coste financiero consecuencia de la opa sobre Fadesa y el efecto contable de la revalorización de sus activos.

Martinsa-Fadesa ha presentado con un mes de retraso estos resultados, que arrojan una cifra de negocio de 189,9 millones, el 34,7 por ciento menos, por la dificultad para recopilar la información financiera de la compañía, dada su actual situación de concurso de acreedores.

El pasado mes de julio, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña declaró en concurso voluntario de acreedores a Martinsa-Fadesa, para garantizar la continuidad de su proyecto empresarial y poder sanear la compañía, que cuenta con una deuda de 5.200 millones de euros y un patrimonio de 10.805 millones de euros.

El negocio inmobiliario de Martinsa-Fadesa ingresó en los seis primeros meses del año 186,7 millones de euros (el 64,4 por ciento menos) y registró 759 unidades prevendidas (el 67,5 por ciento menos), debido a la recesión que atraviesa el mercado doméstico, en tanto que en el exterior ha aplazado la comercialización de sus promociones en Rumanía, México o Polonia.

El stock de preventas fue de 12.430 inmuebles, el 6,6 por ciento menos, que tienen un valor de 2.082 millones de euros.

Durante el primer semestre del año se entregaron 914 viviendas -entre primera y segunda residencia y vpo-, el 59 por ciento menos que en el mismo periodo de 2007, debido a que el mercado internacional es "mucho más lento a nivel burocrático".

La actividad hotelera facturó 1,1 millones de euros, el 95,5 por ciento menos, en tanto que la cartera de suelo se situó a 30 de junio en 27,6 millones de metros cuadrados potencialmente edificables, de los que el 35 por ciento es finalista o de obra en curso, el 24 por ciento es urbanizable y el 38 por ciento es preurbanizable.