Viernes, 3 de Octubre de 2008

Los secretarios judiciales tachan de "auténtico escándalo" la sanción a la secretaria de Tirado

Consideran que la medida es "desproporcionada" y que trata de "ocultar las carencias de la Justicia con un cabeza de turco"

AGENCIAS ·03/10/2008 - 19:15h

Los secretarios judiciales han tachado de "auténtico escándalo" la sanción de dos años de suspensión de empleo y sueldo impuesta a su compañera del juzgado de Sevilla por negligencia grave en el caso de Mari Luz Cortés y creen ser la "cabeza de turco" para ocultar las carencias de Justicia.

La Unión Progresista de Secretarios Judiciales ha señalado que el régimen disciplinario de los jueces es lo más parecido "al sistema de bulas" que tenía la Iglesia hace doscientos años, "que, pagando, se libraban de sus responsabilidades".

Su portavoz, Emilio López Durán, ha dicho que la sanción que el Ministerio de Justicia ha aplicado a la secretaria judicial Juana Gálvez es "como mínimo desproporcionada" porque al juez Rafael Tirado se le impuso una multa de 1.500 euros por estos mismos hechos, según ha explicado.

Sanción discriminatoria

El presunto autor de la muerte de la niña de Huelva, Santiago del Valle, fue condenado en noviembre de 2002 por el juez Tirado a dos años y nueve meses prisión por abusar de su hija menor, pero la ejecutoria de esta sentencia estuvo paralizada durante más de dos años, lo que propició que Del Valle estuviera en libertad cuando Mari Luz fue asesinada.

El régimen disciplinario de los jueces es lo más parecido "al sistema de bulas" que tenía la Iglesia

En opinión de López Durán, el máximo responsable de esta situación es el propio juez, ya que el secretario judicial, ha recalcado, es un técnico procesal "y no es el ayudante de nadie".

En la misma línea se ha pronunciado el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, al que pertenece la secretaria sancionada, que ha considerado el castigo "desmesurado" y ha advertido de que lo sucedido en el Juzgado de Sevilla "puede pasar en cualquier momento y en cualquier lugar".

Indignada por la decisión de Justicia, ha añadido que "se ha optado por hacer sangre en la parte más débil" y con el fin de "no molestar a nadie" ha optado por dar un "escarmiento ejemplar" aprovechándose de "un durísimo régimen sancionador discriminatorio".