Viernes, 3 de Octubre de 2008

España se queda corta ante Libia (3-0)

La campeona del mundo de fútbol sala logra su primera victoria del campeonato ante un rival muy inferior 

AGENCIAS ·03/10/2008 - 17:40h

EFE - El jugador de la selección de fútbol sala de España, Kike (c), celebra un gol ante la selección de Libia.

La selección española ha logrado hoy su primera victoria en el Mundial de Fútbol Sala de Brasil tras derrotar con una aplastante superioridad a Libia por 3-0, en un partido en el que sólo la poca fortuna de los actuales campeones del mundo en ataque impidió un resultado más abultado.

Tras el sufrido empate a tres logrado el martes ante la campeona de Asia, Irán, España no se dejó sorprender esta vez por los campeones de África, quienes no pudieron repetir la buena actuación de su debut ante Uruguay (3-3).

Los hombres comandados por Venancio López se hicieron con el control del partido desde el primer minuto, ante un equipo muy inferior técnica, táctica y físicamente y que encima perdió por lesión a los pocos minutos de empezar el encuentro a Mohamed Shahout, su mejor jugador.

El capitán de los actuales campeones del mundo y de Europa, Javi Rodríguez, fue el encargado de avisar a Libia de que las cosas serían muy distintas respecto al primer partido de "la roja" con un gol a los tres minutos.

El hispano-brasileño Marcelo tuvo otra gran oportunidad para ampliar la ventaja en el marcador en el minuto 14, pero otra vez el poste volvió a evitar un gol de España. Sin embargo, dos minutos más tarde Álvaro sí que logró el segundo gol de los de Venancio López, al finalizar una magnífica asistencia de Fernandao desde la línea de fondo en una de las mejores jugadas de España en todo el partido.

Rotaciones 

Con el partido prácticamente visto por sentencia, el seleccionador español decidió dar minutos a todos sus hombres, que siguieron dominando el partido con gran comodidad pero sin reflejar esta ventaja con goles en su casillero.

Ya en la segunda mitad, el también brasileño nacionalizado Daniel, quien reaparecía tras una grave lesión que sufrió en la Copa de España, consiguió el tercer gol para su equipo tras una buena pared con Marcelo.

La victoria, sin embargo, sirve para que la selección española sume su partido seguido número 43 sin perder y se ponga al frente de su grupo en este Mundial, antes de enfrentarse el domingo a la República Checa.