Viernes, 3 de Octubre de 2008

El sistema español de garantía de depósitos, entre los más eficientes de la UE

EFE ·03/10/2008 - 16:47h

EFE - El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ayer durante el foro Abc. Un estudio europeo concluye que el sistema de garantía de depósitos español es uno de los más eficientes.

El sistema español de garantía de depósitos bancarios es uno de los más eficientes de la UE, según se desprende de un estudio encargado por la Comisión Europea que lo considera capaz de absorber una crisis financiera de tipo medio sin recurrir a aportaciones adicionales.

Con un volumen máximo de recursos de 6.488 millones de euros, el fondo español es, además, el más dotado de los que se financian por adelantado (ex-ante), seguido por el sueco (1.672,2 millones), el francés (1.475,0 millones) y el portugués (1.226,218 millones).

El estudio sobre la eficiencia de los sistemas de garantía de depósitos en la Unión Europea ha sido realizado por el Centro Común de Investigación de la UE (CCR), con sede en Ispra (Italia).

Por encargo de la Comisión Europea, los expertos de este centro han examinado cuál sería el comportamiento de los sistemas de todos los estados miembros (salvo Alemania) más Noruega, en cinco situaciones hipotéticas de crisis bancarias.

Los escenarios cubren desde la quiebra de una pequeña entidad nacional hasta el hundimiento de una institución de crédito con amplia actividad transfronteriza.

Según el informe, ante una crisis bancaria de tipo medio, sólo siete países -Bulgaria, Estonia, España, Lituania, Portugal, Rumanía y Suecia- dispondrían de fondos nacionales suficientes para hacer frente a los reembolsos sin necesidad de recurrir a contribuciones adicionales.

La hipótesis más grave considerada consiste en la repetición de una crisis bancaria que ocurrió realmente en 2003 en "un país de la UE-12" (Europa central y oriental) cuyo nombre no se cita, y cuyo coste oscilaría entre 138,6 millones de euros para Estonia y 61.854,4 millones para Alemania.

"Ningún sistema tendría suficientes recursos para hacer frente a los costes de semejante desembolso y sólo los estados con un alto ratio de cobertura (Bulgaria, Estonia, Lituania, Portugal, Rumanía y Suecia) tendrían que recaudar menos de cuatro veces sus actuales fondos", advierte el estudio.

El escenario de tipo medio, por su parte, ha sido elaborado tomando como modelo otra crisis bancaria real ocurrida también en la UE-12 en 2003.

Los costes de este escenario intermedio oscilarían, según el informe, entre los 34,7 millones de euros para Estonia y los 15.492,9 para Alemania.

Para España el coste, asumible, sería de 5.159,5 millones de euros, con un ratio 'coste/recursos' de 0,99.