Viernes, 3 de Octubre de 2008

Un atentado eleva la tensión en Osetia del Sur

Los surosetios acusan a Georgia de estar detrás del coche bomba que mató a siete soldados rusos en Tsjinvali.

AGENCIAS ·03/10/2008 - 15:48h

Siete soldados rusos murieron y otros siete resultaron heridos al explotar un coche aparcado junto a uno de los muros del cuartel general de las fuerzas rusas en Tsjinvali, capital de Osetia del Sur, informó el general Marat Kulakhmetov, comandante en jefe de las tropas rusas en esta región separatista georgiana.

"Dos coches fueron confiscados en la localidad georgiana de Ditsa el viernes. En ellos viajaban cuatro personas, presumiblemente georgianos, que transportaban armas de fuego y dos granadas. Estos individuos y sus coches fueron trasladados a Tsjinvali. En uno de los automóviles había un artefacto explosivo, equivalente a 20 kilogramos de TNT, que estalló durante el registro", explicó. Poco antes de esta explosión, se registró otra en el distrito de Leninogrosk de la capital. En este primer suceso, hubo dos heridos.

El líder surosetio, Eduard Kokoiti, acusó inmediatamente a Georgia de estar detrás de estos atentados, en lo que definió como "una política de terrorismo de Estado"."No nos cabe duda alguna de que estos actos terroristas han sido llevados a cabo por los servicios especiales georgianos", afirmó. Kokoiti subrayó que "se trata de un atentado organizado por el Ministerio de Seguridad georgiano".

Al parecer, según Kokoiti, "murieron tanto soldados como los civiles que se encontraban en el vehículo".

Acusaciones surosetias

Es su estilo (el de Georgia), lo conocemos bien", sentenció Kokoiti, y agregó: "Este incidente socava los esfuerzos de la comunidad internacional de estabilizar la situación en la región y torpedea el plan de paz Medvédev-Sarkozy".En la misma línea, el Ministerio del Interior surosetio señaló que "la explosión en Tsjinvali
es similar al atentado terrorista perpetrado hace poco en Sujumi (la capital de Abjasia, la otra región separatista georgiana) junto a la sede de
los servicios de seguridad".

"Los servicios secretos surosetios cuentan con datos de que los servicios especiales georgianos han preparado 18 vehículos cargados de explosivos para perpetrar atentados terroristas en territorio suroseta y abjaso".Moscú no fue tan explícito, pero sí acusó de forma velada a Georgia. Una fuente no identificada del Ministerio de Exteriores denunció primero que "este crimen muestra que ciertas fuerzas intentan desestabilizar la situación y minar los esfuerzos para restaurar la paz y la seguridad en la región". Después, el Ministerio de Defensa ruso definió la explosión como "un acto terrorista".

Shota Utiashvili, portavoz del Gobierno georgiano, se apresuró a replicar, en una declaración a Reuters, que, "si hay alguien interesado en las provocaciones y en aumentar la tensión, es Rusia".

La estatua de Stalin deja Gori, su ciudad natal 

El Gobierno georgiano anunció ayer que la estatua del dictador soviético José Stalin será retirada del centro de Gori, su ciudad natal, situada a pocos kilómetros de la frontera con la separatista Osetia del Sur.

"Por sus acciones, Stalin no puede ser considerado georgiano. Stalin es uno de los fundadores de la URSS, verdugo de millones de personas, incluidos georgianos", aseguró Gueorgui Baramidze, viceprimer ministro y responsable de esta iniciativa.

Durante la reunión del gabinete de ministros, Baramidze aseguró que "solo por el hecho de ser georgiano desde el punto de vista étnico no puede haber una estatua de un verdugo en el centro de la ciudad de Gori", donde Stalin nació en 1879.