Viernes, 3 de Octubre de 2008

Más música, más canciones, más bailes y más color en "High School Musical 3"

EFE ·03/10/2008 - 15:01h

EFE - Los actores Corbin Blue, Ashley Tisdale, Vanessa Hudgens y Zac Efron (izda-dcha) posan durante la presentación del filme "High School Musical 3. Fin de curso", del director Kenny Ortega, hoy en Madrid.

La que en un principio iba a ser una película musical más para un canal de TV infantil, "High School", se convirtió en un fenómeno de tal calibre que pronto llegó su secuela, y ahora salta al cine esta tercera entrega de la franquicia, que ofrece "más música, más canciones, más bailes y más coreografías".

Como explica el director de la tres entregas, el cineasta y coreógrafo Kenny Ortega, no hay una cifra global de beneficios para esta franquicia, que ha extendido sus alas por todo el mundo, no sólo en TV, DVD y venta de discos de las bandas sonoras, sino en atracciones temáticas en muchos parques Disneyland, un espectáculo sobre hielo y hasta una novela.

En todo el mundo la respuesta ha sido la misma y hay varios lugares como México, Argentina, Londres o España donde se han hecho adaptaciones teatrales, algunas aún en cartel.

El próximo día 24 se estrena "High School 3" a nivel mundial, con los mismos protagonistas, Zac Efron, Vanessa Hudgens, Lucas Grabeel y Ashley Tisdale y tres nuevos personajes más. Hoy, tras haber colapsado la Gran Vía anoche en la première, como ha ocurrido en todos los países por donde han pasado, el joven actor y cantante Zac Efron, ídolo de adolescentes, cuenta cómo ese fenómeno de las fans es, dice, "una experiencia que me supera".

Sin embargo, cuando se pregunta a los cuatro actores si no temen haber quedado encasillados y que se les cierren las puertas, Zac afirma tajante: "Es un sueño hecho realidad. Me ha cambiado la vida y me ha abierto miles de puertas; puede que también se me cerrara alguna, pero son las menos".

De hecho no sólo Zac -el joven más sexy, según las adolescentes de Estados Unidos- sino el resto de los protagonistas se sienten felices de haber compartido este trabajo: "La experiencia de haber crecido compartiendo estos años con actores jóvenes como yo, es algo único".

Y en este sentido, Vanessa Hudgens, la dulce Gabriella de la ficción, comenta: "Estudié en un instituto, desde luego nada que ver con el de la película, y allí me gradué. Pero mi verdadera graduación ha sido ahora, con mis compañeros de equipo".

Vanessa hace referencia al título y contenido de la cinta, llega la hora de graduarse, de separarse, salir al mundo y tomar decisiones. El mensaje, entre colores, globos, coreografías espectaculares, no puede ser más positivo, ensalzando valores como la amistad, la superación... Sin embargo puede entenderse también como que todos los adolescentes deben ser guapos y modernos.

No es así, según dice Zac Efron, quien lo ve más como el de que "hay que estar orgulloso de ser como eres. Es una apuesta por la individualidad, como un recurso para poder hacer lo que quieras".

Kenny Ortega, director de musicales como "Xanadú" o "Dirty Dancing", entiende que la clave del éxito de "High School" es que "apuesta por la inocencia". Es, dice, "como un volver a las películas antiguas". A lo que hay que añadir la visión de un mundo feliz, donde se baila y se canta todo el rato entre colegas de buen rollo. O sea, nada que ver con la realidad.

"Este instituto, lleno de baile y música, y unos personajes jóvenes con los que se pueden identificar los espectadores es el mayor reclamo de la saga, y la clave de que sea percibido de igual manera por adolescentes de todo el mundo", apunta Ortega.

El éxito insospechado de la primera entrega puso en marcha el motor de un negocio donde todo ha tenido cabida y todo ha funcionado como una caja registradora, siempre sumando.

Kenny Ortega, para no perder pie, apostó siempre en cada nueva entrega por un 'más difícil todavía', es decir, más canciones y coreografías más complejas. Y así se entiende cómo fueron aumentando los días de ensayos hasta las cinco semanas de esta última entrega, rodada en 41 días.

Ahora, a pesar de percibirse un aire de despedida entre los actores y el equipo, Disney no cierra la puerta, -aunque sin afirmar ni negar- a una cuarta entrega de la saga. Mientras, los jóvenes actores ya van encarrilando sus carreras, con otras películas por estrenar y preparando discos que pronto saldrán a la venta.

Mercedes Cerviño