Viernes, 3 de Octubre de 2008

Pedraz interrogará el 21 de octubre a 4 jóvenes por la quema de una foto de los Reyes en la Diada

EFE ·03/10/2008 - 13:51h

EFE - Un grupo de encapuchados quema una foto de los Reyes de España y las banderas de España y Francia en una de las manifestaciones independentistas celebrada en Barcelona con motivo de la Diada del 11 de septiembre.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha citado a declarar como imputados el 21 de octubre a los cuatro jóvenes a los que la Fiscalía acusa de participar en la quema de una foto de los Reyes y de banderas de España y Francia tras una manifestación independentista en Barcelona durante la Diada.

De esta forma, han informado fuentes jurídicas, el juez admite a trámite la denuncia interpuesta por la Fiscalía de la Audiencia Nacional contra Joaquín Español y Elisenda Ramos -a los que atribuye la quema de banderas- y de Marc García Agramunt y Guifré Rodes González, acusados de participar en la quema de la foto de los Reyes.

El fiscal pide imputarles un delito de ultraje a España en el caso de la quema de banderas (penado con multa de 7 a 12 meses) y un delito de injurias graves a la más alta representación del Estado por la quema de la foto de los Reyes (multa de 6 a 24 meses).

Según la denuncia, el pasado 11 de septiembre se celebró una manifestación independentista con motivo de la Diada y cuando llegó al Passeig del Born de Barcelona "dos individuos no identificados" y con "los rostros tapados con pañuelos negros, subieron a una tarima a modo de escenario y quemaron una fotografía de gran tamaño" de los Reyes.

Una tercera persona, prosigue el relato, les acompañó después fuera del escenario hasta una furgoneta próxima, "donde, tras cambiarse de indumentaria, se mezclaron con la gente", sin que los Mossos d'Esquadra pudieran identificarles.

Sin embargo, los Mossos, que tomaron la matrícula, averiguaron posteriormente que esa furgoneta había sido alquilada por Guifré Rodes.

Además han identificado a Marc García como la persona que "ayudó a huir a los autores de la quema de la fotografía" de los Reyes.

El informe policial recoge además cómo otras cuatro personas, "con los rostros cubiertos por máscaras de color blanco, subieron al escenario y quemaron una bandera de España" y otra de Francia, "regresando a continuación a la furgoneta antes mencionada para cambiarse de vestimenta".