Viernes, 3 de Octubre de 2008

Francia se encaminaría a una recesión, según el INSEE

Reuters ·03/10/2008 - 10:04h

Francia registrará una contracción de su economía en los dos próximos trimestres debido a la debilidad del mercado laboral, el consumo y las exportaciones, mostraron el viernes previsiones de la agencia oficial de estadística francesa INSEE, que avanzan la llegada de una recesión.

La segunda mayor economía de la zona euro probablemente se contraerá un 0,1 por ciento en el tercer y cuarto trimestre de 2008, dijo INSEE, un descenso del producto interior bruto que se sumará a la caída del 0,3 por ciento de entre abril y junio.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, reconoció la semana pasada que la economía estaba en recesión, comúnmente definida como dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

Sin embargo, otros políticos han evitado el término y el director del servicio de previsiones de INSEE, Eric Dubois, dijo que podría ser prematuro emplear el término recesión, según algunos criterios.

"El término que estamos usando es crecimiento que se está deteniendo. Decir que no hay ningún crecimiento ya significa un mensaje suficientemente fuerte para nosotros", dijo Dubois en la rueda de prensa en la que la agencia reveló sus previsiones trimestrales.

El Ministerio de Finanzas francés dijo en un comunicado que el riesgo de que el PIB se contrajera entre julio y septiembre por segundo trimestre no era "real".

El PIB bajó un 0,3 por ciento en el segundo trimestre.

INSEE recortó su previsión de crecimiento para el conjunto de 2008 al 0,9 por ciento desde el 1,6 por ciento de junio, afirmando que la desaceleración de la demanda global pesaría en las exportaciones, mientras que las deterioradas condiciones del mercado laboral y el descenso de los ingresos reducirían el poder adquisitivo y el consumo.

La inflación bajará hacia el 2,4 por ciento interanual en diciembre, pero la media anual rondará el 3 por ciento y la tasa de desempleo se disparará al 7,4 por ciento a finales de año, dijo INSEE.

La agencia no dio previsiones de crecimiento económico para 2009, pero dio poco pie al optimismo.

"La fuerte incertidumbre sobre el futuro de los mercados financieros y las instituciones financieras, especialmente en Estados Unidos, está nublando la perspectiva económica de Francia", dijo.

"Los instrumentos a nuestra disposición no van más allá del horizonte de este año. A partir de este horizonte, está claro que los instrumentos disponibles para nosotros no muestran señales de cualquier repunte", añadió.

/Por Tamora Vidaillet/.*.