Viernes, 3 de Octubre de 2008

Coca Cola espermicida y patatas rancias ganan los Ig Nobel

Reuters ·03/10/2008 - 08:04h

Un investigador que descubrió que la Coca Cola destruye los espermatozoides y los científicos que descubrieron que la gente comerá feliz patatas fritas rancias siempre que crujan lo suficientemente fuerte ganaron el jueves los premios alternativos Ig Nobel.

Entre otros ganadores se incluyen los físicos que descubrieron que cualquier cosa que pueda enredarse se enredará, y un equipo de biólogos que averiguó que las pulgas de los perros pueden saltar más lejos que las pulgas de los gatos.

Los Ig Nobel honran investigaciones de verdad, pero pretenden ser una alternativa divertida a los extremadamente serios premios Nobel que se entregarán la próxima semana en las categorías de Medicina, Química, Física, Economía, Literatura y Paz.

Entregados por los editores de Annals of Improbable Research, una revista de humor científico, los premios están basados en investigaciones publicadas, algunas con intención humorística, aunque otras no. Habitualmente los investigadores "honrados" celebran la broma.

Deborah Anderson, del Boston University Medical Center, y sus colegas recibieron el premio de química por un estudio de 1985 publicado en el New England Journal of Medicine que descubrió que la Coca Cola mata los espermatozoides.

La comisión Ig Nobel entregó un "premio nutricional" a Massimiliano Zampini de la Universidad de Trento, Italia, y a Charles Spence de la Universidad de Oxford en Reino Unido, quienes engañaron a un grupo de personas haciéndoles creer que estaban comiendo patatas fritas frescas al reproducir un sonido crujiente cuando las mordían.

El premio en la categoría de biología fue al equipo francés que descubrió que las pulgas de los perros pueden saltar más lejos que las pulgas de los gatos, mientras que el premio de medicina fue a un equipo de la universidad de Duke, en Carolina del Norte, que demostró que los placebos caros funcionan mejor que la falsa medicina barata.

Un equipo de la Universidad de Sao Paulo en Brasil ganó un premio especial de arqueología por demostrar cómo un armadillo puede arruinar una excavación arqueológica.

Entre los ganadores de años anteriores figuran el inventor de los flamencos de plástico rosa, un investigador que filmó a un ánade azul sodomizando a un macho muerto y un médico que curaba el hipo aplicando masajes anales digitales.

/Por Maggie Fox/.*.