Viernes, 3 de Octubre de 2008

La Cámara Baja de EEUU debate hoy el plan de rescate económico

Reuters ·03/10/2008 - 05:52h

El controvertido proyecto de ley que proveería 700.00 millones de dólares para rescatar Wall Street será debatido y votado el viernes por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, dijo el jueves el líder de la mayoría en esa cuerpo legislativo, el demócrata Steny Hoyer.

Al anunciar la acción, Hoyer se declaró "esperanzado en que habrá un mayoritario apoyo bipartidista" para la norma.

Anteriormente, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, había dicho que no programaría un debate hasta que no creyese que hay suficientes votos asegurados para su aprobación.

El lunes, la Cámara rechazó el plan de rescate. Dos días después el Senado lo aprobó, agregando recortes impositivos y extendiendo el seguro federal para los depósitos bancarios, con la intención de atraer suficientes votos adicionales en la Cámara Baja para su aprobación final.

Muchos legisladores se opusieron al plan cuando sus oficinas fueron inundados con llamadas de exaltados contribuyentes de que no se les debería pedir rescatar a Wall Street. El resultado de la votación en la Cámara Baja lanzó a los mercados bursátiles en picado.

Durante la semana, el presidente George W. Bush y los líderes del Congreso insistieron en la necesidad de un rescate, arguyendo que una congelación del crédito a nivel nacional comenzaba a dañar a los consumidores y las empresas que buscaban prestamos.

El miércoles en el Senado, una fuerte mayoría de los senadores tanto republicanos como demócratas votó 74-25 a favor del revisado plan, endulzado con un paquete de recortes impositivos y un incremento en el seguro de los depósitos bancarios.

Ahora los legisladores dicen que ven la confianza del público moviéndose algo más a favor del controvertido proyecto de ley, diseñado para liberar los restringidos mercados crediticios y otorgando el poder al secretario del Tesoro, Henry Paulson, para comprar valores hipotecarios y otros instrumentos financieros que han perdido su valor debido a los deteriorados mercados de crédito e inmobiliario.

Pelosi y Hoyer dijeron que la Cámara Baja no trataría de modificar el proyecto de ley aprobado por el Senado, que también aumenta el seguro de los depósitos bancarios a 250.000 dólares de 100.000 e incluye un paquete de alrededor de 150.000 millones de dólares en exenciones impositivas para la energía renovable, empresas e individuos.

Pelosi dijo que el tiempo es fundamental para restaurar la confianza en los mercados financieros de Estados Unidos y cualquier cambio significaría que el proyecto de ley tendría que volver al Senado, donde tardaría varios días para someterlo a una nueva votación.

Aunque algunos demócratas han expresado su oposición a los cambios en la versión del Senado, Hoyer dijo que no creía que un significativo número de demócratas cambiarían su voto de "sí" emitido el lunes por un "no" a la versión del Senado.

"Creo que será mínimo", dijo Hoyer cuando se le preguntó si los demócratas, fiscalmente conservadores, podrían abandonar la legislación.

Gran numero de demócratas están consternados, puesto que el recorte tributario de 150.000 millones de dólares agregado al modificado proyecto de ley no es totalmente pagado mediante el gasto de recortes u otras medidas para recaudar ingresos.