Viernes, 3 de Octubre de 2008

Biden y Palin se enfrentan por la economía en el debate

Reuters ·03/10/2008 - 05:31h

La candidata republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin, y su rival demócrata, Joe Biden, se enfrentaron el jueves con fuerza sobre temas como la economía e Irak en su debate, mientras centraban sus críticas en los candidatos a la presidencia del partido contrario.

Al inicio del debate vicepresidencial de cara a las elecciones del 4 de noviembre, Biden acusó al candidato presidencial republicano, John McCain de estar alejado de la realidad de la crisis económica y negó que sea un "independiente" en los asuntos cruciales que afectan a los estadounidenses.

Palin dijo que el candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, es demasiado partidista para trabajar con sus rivales para lograr los cambios que propone.

Ambos bandos aseguraron haber ganado un debate que es poco probable que cambie radicalmente la carrera hacia la Casa Blanca, que de momento encabeza Obama. Dos sondeos posteriores al debate, de CNN y CBS News, consideraron a Biden el ganador, pero el de CNN determinó que una mayoría pensó que Palin lo hizo mejor de lo esperado.

Con toda la atención puesta sobre ella en un formato sin guión, la gobernadora de Alaska se mostró firme y energética, reiterando sus ataques contra Obama y prometiendo que McCain y ella trabajarían por la clase media.

su estado es un gran productor - en lugar de responder directamente a las preguntas de la moderadora.

Mientras ambos caminaban hacia el escenario en el campus de la Universidad de Washington en San Luis, Misuri, saludó a Biden diciendo: "Encantada de conocerle. ¿Puedo llamarle Joe?".

Biden prometió que Obama, quien se opuso a la invasión a Irak desde un inicio y ha pedido un plazo de 16 meses para retirar a los soldados estadounidenses del país, y él pondrían fin a la guerra. "Tu plan es una bandera blanca para rendirse", le contestó su rival.

MÁS FAVORABLE A LOS TRABAJADORES

Ambos dijeron que trabajarían para cambiar la política económica de Estados Unidos para hacerla más favorable con los trabajadores de clase media, aunque Biden destacó que McCain dijo que los fundamentos de la economía eran firmes cuando comenzaba la crisis de Wall Street.

"Eso no hace a John McCain alguien malo, pero muestra que está fuera de contacto con la realidad", dijo el senador por Delaware.

Palin dijo que McCain se refería a la fuerza laboral estadounidense y declaró que el candidato presidencial demócrata aumentaría los impuestos y que eso dañaría más de lo que ayudaría a los trabajadores estadounidenses.

Obama ha pedido que se reduzcan los impuestos a la clase media y que se aumenten a quienes ganan más de 250.000 dólares.

"Respeto sus años en el Senado de Estados Unidos, pero creo que los estadounidenses esperan algo nuevo y diferente", dijo Palin.

El enfrentamiento prometía ir más allá del drama usual, en gran parte debido al debut de Palin, una figura relativamente desconocida que se convirtió en una fama política cuando fue escogida como la número dos de McCain en agosto.

La sorprendente decisión de McCain de escoger a esta relativa desconocida le sirvió para atraer el respaldo de los republicanos conservadores, pero su falta de experiencia nacional y su actuación dubitativa en sus escasas entrevistas con los medios de comunicación han generado dudas sobre su preparación e incluso han motivado críticas de algunos reconocidos conservadores.

Obama ha consolidado su ventaja en los sondeos de opinión nacionales y se ha puesto al frente en estados claves como Florida y Ohio, a pocos días del segundo debate con McCain, que tendrá lugar el martes en Nashville, Tennessee. La audiencia del primero fue de 52 millones.