Jueves, 2 de Octubre de 2008

Orinar por las noches reduciría el riesgo de cáncer de vejiga

Reuters ·02/10/2008 - 19:56h

Habría un punto positivo en tener que ir al baño durante la noche, ya que las personas que se despiertan para orinar son menos propensas a desarrollar cáncer de vejiga, reveló un equipo internacional de investigadores.

Tanto los hombres como las mujeres que orinaban al menos dos veces por noche tenían entre un 40 y un 50 por ciento menos de riesgo de desarrollar cáncer de vejiga, señalaron la doctora Debra T. Silverman, del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, Maryland, y sus colegas.

Estos resultados sugieren, según los autores, que orinar con frecuencia tendría efectos protectores porque reduce la cantidad de tiempo que la cubierta vesical está expuesta a los compuestos presentes en la orina que provocan cáncer.

Estudios con animales y algunas investigaciones pequeñas con humanos sugirieron que orinar con frecuencia disminuiría el riesgo de cáncer de vejiga, indicó el equipo de Silverman en International Journal of Cancer.

Para investigar la relación a una escala más amplia, los expertos compararon a 884 hombres y mujeres que recientemente habían sido diagnosticados con cáncer de vejiga con 996 "controles" saludables.

Cuanto más orinaba una persona por la noche, menos propensa era a tener cáncer vesical, reveló el equipo. Este efecto era independiente de la cantidad de agua que tomaba cada participante.

Los fumadores que no orinaban durante la noche corrían un riesgo siete veces mayor de desarrollar la enfermedad que los no fumadores, pero aquellos que iban al baño por la noche reducían su riesgo a la mitad.

Beber agua mostró un efecto independiente sobre el riesgo de cáncer de vejiga.

Las personas que consumían al menos 1,4 litros de agua por día y que orinaban por lo menos dos veces por noche tenían un 80 por ciento menos de riesgo que aquellos que tomaban menos de 0,4 litros de agua diarios y no iban al baño por la noche.

Orinar por las noches tendrían efectos protectores porque ése es el período en el que las personas suelen pasar más tiempo sin vaciar la vejiga, dijeron los autores.

"Si se confirma esto, se necesitan enfoques innovadores para trasladar estos resultados a medidas preventivas importantes para (ayudar a) los 357.000 nuevos pacientes con cáncer de vejiga diagnosticados anualmente y (prevenir) las 145.000 muertes", concluyó el equipo.

FUENTE: International Journal of Cancer, 1 de octubre del 2008