Jueves, 2 de Octubre de 2008

Prueba genética de vellosidades coriónicas es segura en embarazo

Reuters ·02/10/2008 - 16:15h

El estudio de los defectos genéticos a través de la prueba de las vellosidades coriónicas en los primeros meses del embarazo no aumentaría el riesgo de aborto.

La prueba consiste en extraer muestras de la estructura fetal que formará la placenta con una aguja. El proceso se puede realizar a partir de la semana 10 de gestación y proporciona células de origen fetal que se analizan para identificar anormalidades cromosómicas.

Siempre existió preocupación por el riesgo de aborto durante el procedimiento, pero la tasa de aborto espontáneo después de la extracción de las muestras de vellosidades coriónicas en el estudio fue similar a la registrada entre las mujeres a las que no se les realizó ese procedimiento invasivo.

"Con las nuevas recomendaciones de control diagnóstico de las anormalidades cromosómicas (...), se espera que aumente la demanda del diagnóstico prenatal", escribió el equipo en la revista Obstetrics & Gynecology.

"Es importante proporcionar información confiable sobre la tasa de aborto y los factores de riesgo potenciales durante la consulta antes de una prueba invasiva", agregaron los autores.

Los investigadores usaron la información disponible en la base de datos de diagnósticos prenatales en su institución sobre todas las embarazadas atendidas entre 1990 y el 2006.

El equipo dirigido por el doctor Anthony O. Odibo, de la Escuela de Medicina de la Washington University, comparó las tasas de aborto antes de la semana 24 de gestación en mujeres a las que se les realizó la prueba de las vellosidades coriónicas y aquellas a las que no se les habían hecho pruebas invasivas.

Las tasas de aborto en el grupo de mujeres al que se le había hecho la prueba (5.148) y el de aquellas a las que no se les había efectuado (4.803) fueron del 2,7 y del 3,3 por ciento, respectivamente, una diferencia estadísticamente no significativa.

Con todo, algunas mujeres parecieron tener mayor riesgo de sufrir un aborto después de la prueba, como las afroamericanas y las menores de 25 años, entre otras.

Esta información podría servirle a las mujeres que desean utilizar este método de diagnóstico prenatal, concluyó el equipo.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, octubre del 2008