Viernes, 3 de Octubre de 2008

Retratos cotidianos de la soledad y el anonimato

Foto Colectania enseña las manías de un coleccionista

AIDA M. PEREDA ·03/10/2008 - 12:10h

La sordidez de las fotografías de Lee Friedlander, entre las elegidas.

Lee Friedlander, Diane Arbus, Aaron Siskind, Ray K. Metzker, Helen Levitt, Harry Callahan o Joan Colom son algunos de los fotógrafos reunidos en la selección de imágenes de la colección privada de Laurence Miller, un galerista neoyorquino que lleva más de 30 años apostando por autores enérgicos y muy expresivos.

Ojos privados recoge obras dispares, firmadas por fotógrafos alejados estilísticamente, pero con un nexo común: su vinculación personal con este coleccionista. "Creo haber logrado un fiel retrato de mi vida a través de un recorrido heterogéneo, pero coherente y con un marcado sentido visual", comentó ayer el propio Miller en la sala de la Fundació Foto Colectania de Barcelona.

El título de la muestra rinde homenaje al trabajo silencioso de artistas que no persiguen el reconocimiento. "Está dedicado a todos esos fotógrafos que hacen su trabajo por satisfacción personal y no para el mercado", explicó el estadounidense.

Miller comenzó a coleccionar fotografía en los años setenta. "Era un medio nuevo con muchas posibilidades, totalmente abierto a la creación y asequible económicamente", señaló.

Imágenes cotidianas

Cerca de 70 fotografías conforman un sólido recorrido por la fotografía del siglo XX, donde retratos de gente anónima, paisajes urbanos y escenas cotidianas se tratan de manera documental unas veces y
ficcionadas otras.

Entre los 33 artistas que firman la exposición, Joan Colom es el único artista español. Cuatro instantáneas de su serie de Gente del Raval, con prostitutas y clientes como protagonistas, que se dan cita en las esquinas del antiguo barrio chino a finales de los años cincuenta.

También pueden verse jóvenes promesas, como Julie Mack, con una metáfora sobre la ausencia que cautivó a Miller. El galerista contó que Suite 506 le llegó por casualidad. "Aparecía en una postal que me enviaron para invitarme a una exposición de alumnos de fotografía y me gustó su representación de la familia americana", recordó. Esta anécdota ilustra a la perfección el modo de coleccionismo del neoyorquino. "No busco las imágenes, son las fotografías las que me encuentran a mí, se cruzan en mi vida", aseguró.

Otro de los artistas, desconocido hasta su muerte, a los 38 años, es Bruce Wrighton. Miller recupera sus descarnados retratos de americanos normales y corrientes. "Era un buen fotógrafo documental, trabajaba de forma invisible, dejando hablar a sus protagonistas", señaló.

También pueden verse instantáneas más vanguardistas, con enfoques abstractos, como las de Val Terberg. Este fotógrafo, influenciado por la psicología de Freud, muestra una visión surrealista y muy cinematográfica.

La fotografía Galax de Lee Friedlander, es una de las favoritas de Miller. Este fotógrafo, conocido por sus radiografías de la América de los años sesenta y setenta, recurre a la sordidez de un motel, donde, a las patas de una cama, un bebé pide toda la atención gritando a través de un televisor.

Ojos para la vida estadounidense

Lee Friedlander

Autor de famosas carátulas de músicos de jazz. Conocido por sus paisajes sociales, con reflejos de escaparates, vallas, pósters y señales.

Aaron Siskind

Explorador de las cualidades formales y abstractas de la fotografía. Fotografió objetos orgánicos, grafitis, superficies...
y los dotó de identidad propia.

Helen Levitt

Una de las grandes poetisas vivas de la vida urbana. Famosa por sus imágenes de niños jugando de manera imaginativa en las calles de Nueva York.

Harry Callahan

Otro de los autores más innovadores. Sus temáticas van desde su esposa Eleanor a paisajes, escenas callejeras o estudios de la naturaleza.

Ray K. Metzker

Entre los grandes de la fotografía estadounidense. Con influencias de la escuela Nueva Bauhaus. Fue alumno de Callahan y Siskind.